LAS FALLAS YA SON PATRIMONIO CULTURAL DE LA HUMANIDAD POR LA UNESCO

AVANT LOS VERDES PIDE LA RETIRADA INMEDIATA DEL BANDO MUNICIPAL DE FALLASAVANT LOS VERDES PIDE LA RETIRADA INMEDIATA DEL BANDO MUNICIPAL DE FALLAS

Después de 5 años de esfuerzos, expedientes, visitas de evaluadores, realización de expedientes y cambios, ¡POR FIN! En la úndecima Asamblea de la  UNESCO que se está desarrollando en Addis Abeba se ha declarado a LAS FALLAS Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El concejal de Cultura Festiva y presidente de la Junta Central Fallera (JCF), Pere Fuset, junto con el secretario general de la JCF, José Martínez Tormo, y Antonio Bravo y Consuelo Matamoros como representantes de la Generalitat, conforman la delegación valenciana que ha defendido la candidatura de la fiesta grande de València,

La UNESCO declara a las Fallas Patrimonio Cultural inmaterial de la Humanidad

La UNESCO declara a las Fallas Patrimonio Cultural inmaterial de la Humanidad

Otras instituciones y partidos políticos también han apoyado esta candidatura que comenzara allá en la primavera de 20111 siendo Alcaldesa la recién fallecida Rita Barberá, este es otro motivo de pena ya que es muchísimo lo que ella luchó y grande su empeño. El gobierno de la nación y entidades como la defensa del Arte mayor de la SAeda han sido piezas importantes en este apoyo.

José María Chiquillo rumbo a Etiopía para apoyar la candidatura de las Fallas en el XI Comité Intergubernamental de la UNESCO

José María Chiquillo rumbo a Etiopía para apoyar la candidatura de las Fallas en el XI Comité Intergubernamental de la UNESCO

CANDIDATURA

La Fiesta de las Fallas es una fuente de creatividad colectiva y su mantenimiento permite la continuidad de muchos conocimientos, expresiones y saberes que continúan vivos gracias a la fiesta. En esta fiesta, la creatividad es el elemento sobre el que giran todas las creaciones artesanales que participan en su manifestación material, elaboración de “la falla”, diseño de las joyas elaboradas por los orfebres, elección de diseños para los tejidos de la indumentaria, elaboración de los peinados, fabricación de abanicos y bordados, confección de grandes cestas de flores para la ofrenda, composición de la conjunción de luz y color en las manifestaciones pirotécnicas o fabricación por los luthiers de instrumentos autóctonos.

Esta fiesta incorpora valores estéticos y formales, que favorecen la expresión de una multiplicidad de estilos creativos procedentes de diferentes tradiciones culturales, que, pasados por el tamiz local, convierten a Las Fallas en un escaparate creativo de primer orden.

EXPEDIENTE
La redacción del expediente de las Fallas se inicia a finales de la primavera de 2011. El texto es fruto de una redacción primigenia seguida de numerosas adaptaciones motivadas, principalmente, por las distintas revisiones que sufre el texto.

El equipo de trabajo estuvo compuesto por una veintena de personas con una base profesional multidisciplinar. La redacción del expediente lo formó un sólido equipo de cinco personas entre los que se encontraban Gil Manuel Hernández (sociólogo y profesor de Antropología de la Universitat de València), Javier Mozas Hernández (licenciado en Historia y documentalista), José Martínez Tormo (gestor cultural) y Josep Lluís Marín (licenciado en Filología Valenciana) bajo la coordinación de Jorge Miguel Guarro Monllor (abogado y jefe de promoción turística de la Comunitat Valenciana).

El expediente describe a lo largo de sus apartados en qué consiste la fiesta de Las Fallas así como una enumeración exhaustiva de los elementos patrimoniales que la componen combinados con los principios que inspiran la Convención del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO y que se dan en la fiesta.

Sin duda, la mayor complejidad fue la de explicar o definir la fiesta de Las Fallas en un máximo de 250 palabras y con el objetivo de que la pudiera comprender o visualizar cualquiera de los examinadores encargados de hacerlo y que nunca la hubiera visto u oído de ella, y más aún en el supuesto de que perteneciera a ámbitos socioculturales diferentes.

Una vez redactado el expediente desde la Junta Central Fallera de Valencia, éste ha pasado por diferentes instituciones en su camino hacia la UNESCO: el Ayuntamiento de Valencia, posteriomente la Dirección General de Patrimonio de la Conselleria de Cultura de la Generalitat Valenciana, la Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y  finalmente, la UNESCO.