Les Corts aprueban someter a control y revocación a los senadores territoriales

Pleno de Les Corts ValencianesPleno de Les Corts Valencianes

Les Corts Valencianes aprueban tramitar la ley para que los senadores territoriales puedan ser sometidos a control y revocados por el pleno de la Cámara. Todos los grupos parlamentarios de Les Corts Valencianes excepto el PP han aprobado hoy en el pleno la tramitación de la proposición de ley Podemos que incluye la posibilidad de que los senadores y senadoras territoriales puedan sometidos a control y revocados de su cargo.

El portavoz de este grupo parlamentario, Antonio Montiel, ha explicado que la relación que se establece entre Les Corts Valencianes y los senadores territoriales “debe basarse en la confianza y ha de estar garantizada por el ejercicio de una actividad que prestigie a la Comunitat Valenciana, que no ponga en duda su reputación y que no siembre ningún tipo de desconfianza acerca de la defensa de los intereses de los valencianos”.

Montiel ha manifestado que esta reforma legal impedirá que se produzcan “comportamientos indignos” y ha advertido que “ha llegado el tiempo de las responsabilidades políticas”. Asimismo, ha resaltado que la ley será un instrumento de “fortalecimiento democrático”.

Según la proposición de ley presentada, la apertura de procedimiento de revocación habrá de ser propuesta al menos por la décima parte de los miembros de la Cámara y  tendrá que exponer las causas que a juicio de los proponentes justifiquen la pérdida de confianza, que tendrán que estar fundamentadas en actuaciones que se consideren lesivas para los intereses generales de la Comunitat o comporten el desprestigio de sus instituciones.

Asimismo, se contempla que esta solicitud, si es admitida a trámite, se incluya obligatoriamente en el siguiente pleno ordinario que se celebre y que con carácter previo al mismo, el senador o senadora sea requerido a comparecer ante la comisión parlamentaria que corresponda.

Esta comparecencia tendrá carácter obligatorio, según el texto propuesto por Podemos, y su inasistencia, a excepción del caso de fuerza mayor justificada, se entenderá como aceptación de la revocación solicitada, procediéndose sin ningún otro trámite, a confirmar su cese en el pleno ordinario siguiente.

El síndic de Podemos ha asegurado que si la norma obtiene el respaldo de la Cámara “será imposible que vuelva a darse un caso tan vergonzoso como el que está protagonizando Rita Barberá”.