Puig desoye a Pedro Sánchez y negocia un acuerdo con Compromís y Podemos al Senado

Reunión de la Ejecutiva Plenaria del PSPV-PSOE de ayer abordó el acuerdo del SenadoReunión de la Ejecutiva Plenaria del PSPV-PSOE de ayer

Las diferencias entre el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, vuelven a ser más que evidentes, después de que Puig aprobara ayer negociar un acuerdo con Compromís y Podemos al Senado para las próximas elecciones del 26J. Así lo acordó la ejecutiva socialista valenciana, en la que se dejó claro que no es una coalición sino un acuerdo, el ‘Acord Valencià’.

Tras el rechazo de Sánchez a la oferta de Pablo Iglesias para un acuerdo de izquierdas en la Cámara Alta, los socialistas valencianos desoyeron al líder nacional y apostaron por el sí en la Comunitat.

El propio Ximo Puig señaló que el pacto alcanzado por unanimidad para iniciar con el resto de partidos políticos las conversaciones pretende “garantizar desde el Senado, que es la cámara territorial que representa la singularidad de cada territorio, los planteamientos básicos para esta Comunitat, y que son la financiación, la mejora de las inversiones, las políticas sociales y una nueva relación con el gobierno de España”.

Por ello, incidió en que esta decisión se ha tomado “pensando en los ciudadanos y en la Comunitat” y recalcó que este acuerdo, sin embargo, “no tiene sentido a nivel nacional, puesto que el sentido del Senado debe de ser el de representar las singularidades y sensibilidades de cada territorio”. “Cada Comunidad tiene sus problemas y sus singularidades y por ello, como cámara territorial tiene que lograr una política federal y particular para cada autonomía de forma diferenciada”, subrayó al respecto.

Un Acord Valencià en el Senado basado en tres ejes programáticos:

Reforma de la Constitución para actualizarla a los nuevos tiempos en la línea de la Declaración de Granada del PSOE y los acuerdos del Comité Nacional del PSPV-PSOE

Impulsar una reforma del modelo de financiación autonómica que nos trate con justicia y reconozca la deuda histórica.

Conseguir que los Presupuestos Generales del Estado garanticen las inversiones que nos corresponden respecto a nuestra población y el impulso definitivo del Corredor Mediterráneo.