Puig y Oltra descartan de momento cambios en el Consell tras las elecciones

Ximo Puig y Mónica OltraPuig no descarta realizar cambios en el Gobierno Valenciano. El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha coincidido este lunes con la vicepresidenta del Consell, Mònica Oltra

Puig y Oltra descartan de momento cambios en el Consell tras las elecciones. Las Elecciones Generales han desdibujado el panorama político valenciano con respecto a las pasadas Elecciones Autonómicas. El PSOE, que se alzó como segunda fuerza a nivel valenciano, ha pasado a ser la tercera tras la coalición de izquierda y nacionalista, Compromís-Podem. Por otro lado, la suma de diputado del PP, que se recupera en cuanto a porcentaje, y de Ciudadanos, empata a los obtenidos por los partidos de izquierda.

No obstante, el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha descartado este lunes la posibilidad de cambios en el Consell como consecuencia de los resultados electorales del 20D y ha recalcado que estos comicios son “en clave nacional, no autonómica”, mientras la vicepresidenta, Mònica Oltra, ha negado también esta posibilidad y ha recordado que existe un pacto para cuatro años, el Acord del Botànic, suscrito por PSPV-PSOE, Compromís y Podemos.

Así se han pronunciado ambos en los pasillos de las Corts al ser preguntados por la posibilidad de que los resultados de las generales, en las que la coalición formada por Compromís-Podemos ha conseguido 9 escaños, frente a los 7 del PSPV-PSOE, que se ha quedado como tercera fuerza política, pudieran provocar cambios en el Gobierno valenciano.

Al respecto, Ximo Puig ha subrayado que “la izquierda es mucho más plural que la derecha”, pero ha indicado que las elecciones “son en clave nacional, ni más ni menos” y los “votos cautivos no existen”. Además, ha reiterado que el Consell “goza de buena salud” y no tiene “síntomas de agotamiento”, y al ser preguntado sobre si se siente “amenazado”, ha dicho: “No, en absoluto me siento amenazado, estas elecciones son en clave nacional”.

Por su parte, Mònica Oltra ha apuntado que en el gobierno valenciano, ha apuntado, hay un pacto, el del Botànic, que “se firmó para 4 años” -ha recalcado- y está vivo en cuanto a su contenido y “en todos los sentidos”, político y de composición del gobierno también. Al ser preguntada si puede afirmar categóricamente que no pedirá la Presidencia de la Generalitat al PSPV o que sea por turnos, ha respondido con un rotundo “sí”, a pesar de que durante la celebración de los resultados en la fiesta de Compromís, los militantes, y varios cargos, la corearon al grito de ‘presidenta, presidenta’.

Por su parte, la portavoz del PP en las Corts, Isabel Bonig, ha augurado que tras los resultados electorales en la Comunitat “se va a perder la centralidad” y se va a producir “una radicalización y se va a ahondar todavía más en la parálisis que sufre el actual gobierno”.

Así, ha pronosticado “mucha demagogia, mucho anuncio y poca gestión” mientras “nadie se va a ocupar de los verdaderos problemas de los valencianos”, situándose “las tensiones y ambición de poder” por encima de estos.

Isabel Bonig, ha dicho que están “razonablemente satisfechos” porque han ganado “casi 200.000 votos más” en pocos meses y si se extrapolasen los resultados el PP “tendría mayoría absoluta”. “Hay mucho partido”, ha dicho la dirigente, que ha instado a construir “el relato con el que encarar las elecciones de 2019.