Rita Barberá: “Lo único que me queda es el honor y también me lo quieren quitar”

Rita Barberá: Lo único que me queda es el honor y también me lo quieren quitar.Rita Barberá: Lo único que me queda es el honor y también me lo quieren quitar.

“Lo único que me queda es el honor y también me lo quieren quitar”, con esta frase expresa Rita Barberá el sentir de lo que estaba pasando como consecuencia del acoso al que estaba siendo sometida por políticos, medios de comunicación y “fuego amigo”.

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, asistirá este jueves en Valencia al funeral por la senadora y exalcaldesa de esta ciudad Rita Barberá, según han informado a agencias fuentes del Ejecutivo.

El funeral se oficiará a las cuatro de la tarde en el Tanatorio del Cementerio de Valencia y la familia ha mostrado su deseo de que se celebre en la intimidad con familiares y amigos y sin la presencia de instituciones ni partidos políticos.

Rajoy se trasladará a Valencia tras la reunión que mantendrá en el Palacio de la Moncloa por la mañana con los representantes de los sindicatos y los empresarios

El jefe del Ejecutivo se ha mostrado este miércoles visiblemente emocionado por el fallecimiento de Barberá y, en declaraciones a los periodistas en el Congreso, ha asegurado estar «enormemente apenado».

Además, ha homenajeado a la exalcaldesa por haber dedicado toda su vida al Partido Popular y a Valencia.

Rezo del rosario y Santa Misa por su descanso en la tarde del miércoles

Familiares y amigos de la exalcaldesa de Valencia y senadora, Rita Barberá, así como numerosos dirigentes del PP han asistido este miércoles a la celebración en la Catedral de Valencia por “el eterno descanso” de Barberá, que ha fallecido esta mañana por un infarto.

Numeroso público ha llenado la Seo durante la misa que ha presidido el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. Según fuentes del Arzobispado, se han congregado más de 2.000 personas. Entre los asistentes se ha visto a las hermanas y sobrinos de la exalcaldesa, así como a cargos del PP como el expresidente de la Generalitat Francisco Camps; el exconseller y expresidente de las Corts Juan Cotino; y a concejales excompañeros de Rita Barberá como Alfonso Novo o Miquel Domínguez. También ha asistido Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno.

Camps ha llegado a la catedral muy emocionado y ha asegurado a los periodistas que se sentía “profundamente apenado” y que hoy había sido “un día muy duro”. Asimismo, ha señalado que acudían a rezar por Rita Barberá, de la que ha alabado su labor como alcaldesa de Valencia y su trayectoria política.

Cañizarés: “Rita era una gran cristiana, su fe era fuerte”.

El cardenal Cañizares, quien ha señalado que Barberá era una “gran cristiana”, ha lamentado su muerte “inesperada” y ha destacado que “la fe le animó y le dio coraje”. Asimismo, ha manifestado que “supo enjugarse las lágrimas con discreción y valentía”.

“Nadie es inmune al sufrimiento que padeció nuestra hermana”, ha subrayado el arzobispo, quien ha añadido: “Cuánto sufrimiento provoca la traición, el rencor, el abandono, la envidia y los celos”. Antonio Cañizares también ha dicho que confía en que la muerte de Barberá “dé sus frutos y provoque cambios urgentes en la sociedad española”.

Al concluir la misa, los asistentes han tributado un homenaje a Rita Barberá con un largo aplauso de cerca de cinco minutos.

Los familiares de Rita Barberá, que se han sentado en los primeros bancos, y han pedido a los medios de comunicación cuando entraban en la Catedral que respetaran esta tarde “lo que no habéis respetado hasta ahora”.

Altar en el portal de su domicilio en la Glorieta

Cientos de valencianos están acudiendo a lo largo de la mañana al edificio donde residía Rita Barberá para depositar ramos de flores y encender velas como muestra de condolencia por su muerte este miércoles en Madrid. El portal del domicilio de la que fuera durante veinticuatro años alcaldesa de Valencia se ha llenado de mensajes en recuerdo a Barberá.

Libro de condolencias en el Ayuntamiento

A petición de los concejales del grupo PP  y  no asignado y antiguos miembros del PP se ha instalado en el Salón de Cristal del Ayuntamiento de Valencia un libro de condolencias que está expuesto hasta hoy jueves a las 20 h. En el momento de cerrar la crónica la cola de espera de ciudadanos que deseaban dejar su testimonio cubría hall, escalinata y el tramo hasta la calle de la Sangre.