Sólo se podrá circular por el centro de Valencia a 30 Km por hora

A partir del 1 de septiembre en las calles del centro histórico de Valencia sólo se podrá circular a 30 kilómetros por hora con el objetivo de mejorar la seguridad, favorecer el comercio de proximidad y rebajar la contaminación ambiental. Con esta reducción se llegará a “pacificar” el tráfico en toda la Ciutat Vella.

 

Joan Ribó, alcalde de Valencia y Giuseppe Grezzi, concejal de Movilidad, han presentado la campaña “El centro ya va a 30”. Toda la información será dada a los ciudadanos tanto en las redes sociales como en los autobuses de la EMT y el mobiliario urbano para poder  reducir la velocidad en el conocido anillo interior.
El mensaje que pretende hacer llegar Ribó es que centro histórico no sirve para atravesar la ciudad de una punta a otra. Y asegura que esta iniciativa es fruto de un “diálogo y consenso” con todos los sectores implicados y que esto es “un primer paso” para llegar a conseguir que en toda la ronda interior solo circulen vehículos autorizados.

 

De esta manera se logrará rebajar la velocidad, aumentar la seguridad, evitar accidentes, mejorar la calidad ambiental, aumentar el espacio para los ciudadanos y lograr la potenciación del comercio de proximidad. Al alcalde le parece “fundamental pacificar el tráfico, y es fundamental explicarle de una manera muy clara a la gente que el centro no se ha de atravesar para ir a otro sitio”.

Gezzi ha apoyado la causa ya que esta iniciativa les posibilita “avanzar en racionalización y pacificación del tráfico” en el centro y que tiene “una fuerte carga simbólica” porque “devuelve” a la plaza del Ayuntamiento “su carácter de plaza” y al centro histórico como sitio para los peatones. El concejal afirma que así “comenzamos a recuperar Ciutat Vella como un espacio amable, un espacio para las personas, un espacio donde con el tráfico pacificado potenciamos otros modos de transporte como caminar, la bicicleta, y también el autobús”.

 

Dicha idea ya está funcionando en muchas ciudades del mundo.