Montón denuncia que el PP falseaba las listas de espera y dejó fuera a 10.420 pacientes

Rueda de prensa de la consellera de Sanidad, Carmen Montón sobre listas de esperaRueda de prensa de la consellera de Sanidad, Carmen Montón

La consellera de Sanidad Universal, Carmen Montón, ha denunciado que el anterior Gobierno del PP falseaba las listas de espera quirúrgicas al excluir a los pacientes que rechazaban participar en el plan de choque, con lo que no se contabilizó a 10.420 personas y 3,7 millones de días de espera.

Por contra, Montón ha asegurado, en rueda de prensa, que a partir de ahora las listas de espera se publicarán “tal cual, sin filtros ni trampas” y por trimestres en lugar de las dos actuales. De esta forma, la lista de espera adulterada de diciembre sería de 47.478 personas y la real de 57.898; mientras que la demora media, sin artificios contables, es de 120 días en lugar de 67.

Así, el tiempo medio de espera ha aumentado 10 días respecto a junio. Por ello, Montón ha explicado que para reducir las listas se ha extendido a las tardes el horario ordinario en hospitales como el San Juan de Alicante, que se quiere ir extendiendo a todos los centros, y aumentar el autoconcierto, como se ha hecho en el último cuatrimestre de 2015. Además, ha recalcado que se está trabajando en incorporar nuevas medias que se presentarán próximamente.

Montón ha explicado que mientras sea necesario se seguirá recurriendo al Plan de choque aunque la voluntad es contar en exclusiva a medios públicos propios. Al respecto ha explicado que trabajan en tres tiempos: “contar de verdad y desde el minuto cero a los pacientes en lista de espera; dar no sólo más sino mejor información para que sea útil a los pacientes, y trabajar en paralelo en otras medidas para gestionar mejor las listas de espera”.

Al respecto, ha recalcado que se profundiza en la voluntad de dar información “honesta y transparente” frente a “la manipulación, trucos y las trampas del pasado para disfrazar las cifras reales con el objetivo de vaciar artificialmente el número de personas de la lista de espera que se hacía pública, y por otra, falsear los tiempos de espera con la intención de rebajar los tiempos medios en las estadísticas oficiales”.

Además, ha anunciado que se ofrecerá ahora los datos de lista de espera de forma trimestral, con cuatro cortes anuales (diciembre, marzo, junio y septiembre), frente a los dos actuales.

Las listas

Al respecto, el director general de Asistencia Sanitaria, Rafael Sotoca, ha explicado que el anterior Consell utilizaba el Plan de Choque para ocultar las listas de espera quirúrgica, que se refieren en exclusiva a operaciones programadas, ni urgentes ni oncológicas. Así, había dos lista: la A, la oficial, y otra B, que era la real pero que se ocultaba a la información pública.

El mecanismo era dejar de contabilizar automáticamente a los pacientes  en el momento en que recibían la carta para ofrecerles ser operados en una clínica privada tanto si aceptaban y eran intervenidos como si se negaban y preferían aguardar a serlo en el sistema público.

El plan de choque estipulaba que a los 90 días de espera se enviaba a las personas afectadas por los 19 procesos más frecuentes, que suponen el 52% del volumen total de la lista de espera, una carta para ofrecerles ser derivados a un centro privado. Los pacientes tienen un margen de 45 días para responder.

Sin embargo, en el momento en que se envía la carta al paciente, esta persona desaparecía contestaran lo que contestaran de la lista de espera A, la oficial y pública, y se incorporaban a una lista de espera B, opaca, que no se publica y que se denomina no estructural o con derivación rechazada.

Del mismo modo, ha señalado que van a realizar también un registro del tiempo de espera para someterse a una prueba diagnóstica ,”y si hay que hacer derivaciones a la privada, se harán”. “Pero no tenemos un registro claro de esta lista”, ha señalado.