9.000 mujeres embarazadas ya han sido vacunadas contra la tos ferina

Cerca de 9.000 mujeres embarazadas han sido vacunadas contra las tos ferina durante el primer trimestre de 2015 por los servicios médicos de la Generalitat. El Consell ha hecho público en un comunicado que la cobertura estimada ronda el 79%. Este porcentaje se sitúa muy por encima de Gran Bretaña que es el primer país en implantar esta medida. 

La directora general de Salud Pública, Lourdes Monge, ha explicado que “conseguir estos resultados ha sido posible gracias a la implicación de todos los profesionales sanitarios relacionados con la atención a la mujer y especialmente con el seguimiento del embarazo –matronas, ginecólogos, obstetras–.

Entre todos, ha agregado, “han conseguido concienciar sobre la importancia de la vacunación frente a la tos ferina en las mujeres embarazadas, para protegerse ellas y sobre todo para proteger a sus hijos en los dos primeros meses de vida”.

Sanidad comenzó a administrar la vacuna de la tos ferina a mujeres embarazadas el 2 de enero de 2015. La medida, que pretende evitar la enfermedad en bebés menores de tres meses, se realiza gratuitamente en los centros de salud de la Comunitat durante las visitas de control del embarazo.

La tos ferina es una enfermedad respiratoria infecciosa de origen bacteriano que puede afectar a cualquier edad. En adultos suele cursar con muy poca sintomatología, pero en los niños más pequeños son frecuentes las complicaciones, sobre todo respiratorias, que pueden obligar a la hospitalización.

Desde 2011 en los países occidentales se produjo un incremento progresivo de casos, situación preocupante en menores de tres meses, que no pueden recibir la vacuna debido a la falta de madurez de su sistema inmune.

Esta tendencia obligó a tomar medidas adicionales, como es la vacunación a mujeres embarazadas en el tercer trimestre de gestación. Esto evitaría casos graves en menores de tres meses, antes del inicio de la vacunación, puesto que los anticuerpos maternos que se transfieren a través de la placenta protegen al bebé.

Los expertos consideran que la vacunación de las embarazadas durante el inicio del tercer trimestre de gestación –entre las 28 y las 32 semanas– es la más eficaz, y es segura tanto para la madre como para el feto.

LA TOS FERINA EN EL CALENDARIO VACUNAL

La Conselleria de Sanidad contempla la vacuna contra la tos ferina dentro del calendario consensuado por el Sistema Nacional de Salud, a partir de los dos meses de edad mediante tres dosis –a los dos, cuatro y seis meses–.

La vacuna protege eficazmente a los menores, sobre todo cuando se administran las tres dosis durante el primer año de vida. Las dosis de refuerzo se administran a los 18 meses y a los cinco o seis años. No obstante, la vacuna no confiere protección de por vida.

Para proteger a los más pequeños, desde principios de 2015, la Generalitat recomienda la vacunación de todas las embarazadas en el último trimestre de gestación, una iniciativa que cuenta con la aprobación del Consejo Interterritorial de Salud, –a propuesta del grupo de expertos que constituyen la Ponencia de Vacunas–, para hacer frente a situaciones epidemiológicas como la registrada.

Con esta estrategia, el Consell espera evitar anualmente en los más pequeños entre 45 y 65 casos de enfermedad.

El 54,6 por ciento de las mujeres embarazadas que han recibido la vacuna lo han hecho entre la semana 27 y 32 de su embarazo, y el 37,21 por ciento entre la semana 33 y 36. En relación a su edad, 5.056 mujeres tenían entre 25 y 34 años –56,76 por ciento–; 3.053 entre 35 y 44 años –34,3 %–; y el resto tenían menos de 25 o más de 44 años.

Durante el primer trimestre de este año se han diagnosticado en la Comunitat dos casos de tos ferina en menores de tres meses de edad, frente a los 60 casos que se produjeron en todo el año 2014.