Bonne chance Jérémy Mathieu

Sí, al final el central valencianista Mathieu abandona el club rumbo a la ciudad condal donde le espera ya Luis Enrique junto al resto de compañeros. Un culebrón que ha tenido en vilo varias semanas al propio Mathieu y a dos aficiones. Al final, el traspaso se ha cerrado por 20 millones de euros y el central francés jugará de blaugrana la próxima temporada. A sus 30 años, da un gran salto en su carrera deportiva yendo a uno de los mejores equipos del mundo, como así declaró su ex compañero Dani Parejo hace unos días. Mathieu, uno de los pilares del vestuario del Valencia CF estos últimos años, se marcha. Y lo hace tras dos años “rechazando” a equipos como el Bayern de Guardiola. Al menos, eso se decía. Ahora, ficha por el Barcelona.

Jérémy Mathieu ha sido un jugador especial en el Valencia CF. Llegó como lateral y…por circunstancias deportivas, acabó jugando de central donde el propio jugador se sentía mucho más cómodo y donde quería jugar para poder llegar a ser internacional con su selección. Desgraciadamente y de manera injusta, no fue convocado por Didier Deschamps. Por ello, vamos a recordar lo mejor del Mathieu lateral y el Mathieu central.

Del Mathieu lateral nos quedamos con esas subidas por banda ante el Barcelona que dejaban atrás al propio Dani Alves. También nos quedamos con esa timidez en el campo que luego, de central, desapareció.

Del Mathieu central nos quedamos con justamente eso que no tenía cuando era lateral: la garra, el liderazgo y la entrega en cada partido. Virtudes que le llevaron a ser capitán del Valencia CF, algo impensable en sus años como lateral.

Y sus goles. Escasos pero necesarios. Como el de la temporada pasada frente al Getafe cuando nos jugábamos entrar en Champions League. O el que hizo frente al Sevilla que suponía el pase a la final de la Europa League y que nos hizo soñar hasta el fatídico minuto 94.

Merci et bonne chance (Gracias y buena suerte). Es lo único que podemos decirle y desearle al “lateral convertido en central” que ha dado todo por el Valencia, por su hasta hoy, equipo. Un equipo que no ha vivido su etapa más tranquila, con problemas institucionales, va y venes en la presidencia, dimisiones,…pero aún así, mientras muchos se bajaban del carro, Mathieu decidió seguir en este club. Valencia y su afición, le estarán siempre agradecidos.