Cae una macrored de narcotráfico con detenciones en Valencia y Castellón

Golpe al narcotráfico a lo largo de toda la geografía española. La Guardia Civil ha detenido a 35 personas como presuntas integrantes de una organización criminal dedicada al tráfico de drogas en el marco de la ‘Operación Pikpan II’, que ha sido realizada en varias fases en las comunidades de Galicia, Madrid, Castilla La Mancha, Comunitat Valenciana, Andalucía y Canarias, en la que, además, ha intervenido 1.500 kilogramos de cocaína.

Según ha informado el Instituto Armado, en la operación se han realizado 14 registros domiciliarios en las provincias de Las Palmas de Gran Canaria, A Coruña, Guadalajara, Madrid, Albacete, Castellón y Valencia.

En los registros se ha intervenido 23 vehículos, dos armas de fuego y munición, dos armas simuladas, máquinas para contar billetes, máquinas detectoras de billetes falsos, inhibidores de frecuencias, tres balanzas de precisión, dos máquinas plastificadoras, material electrónico e informático, nueve kilos de sustancias para adulterar la droga, documentación falsificada y 24.095 euros en efectivo, entre otros efectos.

Asimismo, se intervino diversa documentación, que una vez analizada, demostró la existencia de inmuebles, cuentas bancarias y un entramado de empresas, “todo ello utilizado para blanquear los beneficios obtenidos de su actividad ilícita”, han señalado las mismas fuentes.

La operación se inició a raíz de que la Guardia Civil tuviera constancia de la existencia de una organización que podría estar dedicándose a introducir grandes partidas de cocaína en España y Europa procedente de Sudamérica.

Tras las primeras investigaciones los agentes pudieron observar que los responsables de la red realizaban frecuentemente desplazamientos a Sudamérica para negociar con los cárteles de esos países para la adquisición de la droga y su posterior envío a España.