Caparrós se centra en el Athlétic y pospone su renovación

En Los Cármenes el Levante sumó mucho más que tres puntos. La victoria contra el Granada supone la permanencia virtual para el cuadro granota. 40 puntos no dan la salvación matemática pero las estadísticas dictan que el equipo que consiga dicha cifra seguirá un año más en Primera División.

Joaquín Caparrós ha declarado en numerosas ocasiones que cuando el equipo logre el objetivo se sentará con el Levante para hablar de su renovación. Tras el partido en Granada, el técnico utrerano vivió una de sus ruedas de prensa más esperadas.

Pero, como suele ser habitual, el entrenador andaluz se mantuvo cauto. Caparrós afirmó que el Levante está “casi” salvado pero que ese “casi” es lo que más cuesta. Por lo que, en palabras del técnico, la salvación todavía no está conseguida. Si atendemos a las palabras del utrerano, su renovación tendrá que esperar, al menos, una semana más.

El actual mister granota quiere esperar hasta la semana que viene, después de que se juegue el envite contra el Athlétic de Bilbao. Así lo reconoció en la rueda de prensa posterior a la victoria en Los Cármenes. Caparrós quiere mirar solo hacia el próximo envite y dejar a un lado, por ahora, su futuro profesional.

Cabe destacar que las conversaciones, entre Quico Catalán y Joaquín Caparrós, son suceden prácticamente de forma diaria. La relación entre directiva, cuerpo técnico y dirección deportiva es satisfactoria. Un hecho que ha reconocido públicamente el presidente de la entidad.

Ahora solo falta, que la voluntad de ambas partes se plasme con una renovación. Para ello, queda pendiente una reunión con el agente del técnico. Juanma López, cabeza visible del Grupo Doyen en España, deberá reunirse con la directiva granota para comenzar a encauzar el futuro de su nuevo representado.

Foto: EFE