“Con clientes frustrados y banqueros decepcionados” la evolución de Andbank es “muy positiva”

La reestructuración del sistema financiero ha provocado una reducción en el número de entidades financieras, realidad que se ha acrecentado en la Comunitat Valenciana, donde algunos clientes se han quedado sin bancos de referencia, una situación que es aprovechada por bancos como Andbank, que ven en la autonomía valenciana una notable oportunidad de negocio. Recientemente, la agencia de calificación Fitch mantenía el rating de Andbank a largo plazo en ‘A-‘ y mejoraba la perspectiva de negativa a estable.

 “La nueva configuración del mapa bancario nos está ayudando en nuestro desarrollo del negocio”, afirma Javier Gómez Ortí, Director del Centro de Valencia en Andbank, quien añade que “con clientes frustrados, banqueros decepcionados y con una propuesta de productos y servicios única, moderna y consistente, la evolución de nuestro negocio está resultando muy positiva”.

La entidad andorrana desembarcó en España hace un año donde gestionan actualmente 800 millones de euros y tienen 1.400 clientes. En los próximos cinco años esperan captar cerca de 1.800 millones de euros en activos, un 35% en la Comunidad Valenciana, donde tienen oficinas en Alicante y Valencia.

En la capital valenciana han encontrado dos factores claves que les ha permitido afianzar el proyecto. Por un lado, “una considerable cifra de clientes insatisfechos con el servicio de banca privada que recibían” y por otro lado “banqueros decepcionados por las condiciones que el mercado iba imponiendo y las dificultades que tenían para escoger los productos y servicios que debían de ofrecer al cliente en particular”, asegura el director de la entidad de Valencia.

Andbank es un banco familiar con más de 80 años de experiencia en la gestión de grandes patrimonios que aterrizó en Valencia hace menos de un mes y que aspira a convertirse “en una alternativa seria y solvente para aquellos valencianos que tras la crisis de confianza en el sector financiero buscan un servicio de banca privada de primer nivel”. Asimismo, asegura que en estos momento en el sector inmobiliario “hay buenas oportunidades de inversión” que coinvertirán junto a grandes fortunas.

La propuesta diferencial de la entidad se basa en tres ejes: la gestión de clientes por parte de un equipo senior, con gestores con al menos 15 años de experiencia en banca privada; la identificación de oportunidades y proyectos de inversión en los que el banco ofrece a sus clientes la oportunidad de invertir junto con la entidad (coinversión); y, por último, la posibilidad de conceder créditos y financiar a sus clientes.