La etarra detenida en Villena entra en prisión

La etarra Nagore Múgica ha sido enviada hoy mismo a prisión por el juez Ismael Moreno, magistrado de la Audiencia Nacional, que ha tomado la decisión tras tomar declaración a Múgica. Ésta ha negado su pertenencia a la banda, añadiendo que ya estuvo en prisión de 1996 a 2011.

Fue detenida el sábado en Alicante cuando visitaba en la cárcel a su pareja Juan Carlos Iglesias Chouzas “Gadafi”, por la colocación de una bomba lapa en el coche de un policía nacional que al explosionar le causó la amputación de ambas piernas, el 7 de julio de 1990 en Barakaldo (Vizcaya). La cárcel de  Villena es donde cumple una larga condena su pareja, el también terrorista Juan Carlos Iglesias Chouzas, más conocido como ‘Gadafi’. El preso fue condenado en 2013 a otros 25 años de prisión por haber enviado desde París en 1994 un paquete bomba al empresario Juan Antonio Arruebarrena.

Fuentes de la lucha antiterrorista han informado que Mugica tenía una orden de búsqueda cursada por el juzgado Central de Instrucción Número 2 de la Audiencia Nacional, que dirige Ismael Moreno. Por su parte, la terrorista había salido de prisión en febrero de 2011 después de cumplir condena por un delito de depósito de armas y material explosivo.

Estas mismas fuentes no han precisado cual es el motivo de la detención pero las fuerzas de seguridad acusaron a Mugica de haber participado en numerosas acciones como integrante del ‘Comando Txalaparta’ entre 1990 y 1991.

HISTORIAL DELICTIVO MÚGICA

Según los datos de la Guardia Civil, el pasado 14 de octubre el Magistrado-Juez del Juzgado Central de Instrucción nº 2 de la Audiencia Nacional (Sumario 4/1992) dicto la Orden de Búsqueda, Detención y Personación por la que ahora ha sido detenida por la Guardia Civil. En las próximas horas será puesta a disposición judicial.
Nagore Múgica entró en el comando Txalaparta de ETA en 1990, junto con Óscar Abad Palacios, José Ramón Martínez García y Francisco Javier Goitia Elorza, y participó en la comisión de una quincena de atentados en la provincia de Vizcaya contra concesionarios de vehículos, bares acusados por ETA de traficar con drogas, agentes de la Guardia Civil y vías férreas, entre otros.
En el 1991 hizo explosión un artefacto en una vivienda de Bilbao (Bizkaia) donde resultó muerto el miembro del comando Txalaparta Francisco Javier Goitia, en esa época pareja sentimental de Múgica. La detenida huyó a Francia donde fue acogida por las estructuras clandestinas de la banda terrorista en territorio galo.
Cuatro años después, Múgica se trasladó a México junto con Juan Carlos Iglesias Chouzas y regresó a Francia en el 1996, donde fue detenida en el aeropuerto de Roisy-Charles de Gaulle.
En el 1998 fue condenada en Francia a seis años de prisión por asociación de malhechores y depósito de explosivos. En el 2000, fue extraditada a España e ingresó en prisión.
En el 2003 fue condenada por la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional a ocho años de prisión por depósito de explosivos. Y poco después, el Tribunal Supremo confirmó la sentencia de la Audiencia Nacional. En febrero de 2011 quedó en libertad por cumplimiento de condena.

HISTORIAL DE “GADAFI”

Juan Carlos Iglesias Chouzas, alias “Gadafi”,está considerado como uno de los terroristas más sanguinarios de la historia de ETA y el que más veces consiguió escapar de la Policía hasta que, en el año 2000, era detenido cerca de Bayona (Francia) tras 15 años en busca y captura y actividad criminal.
“Gadafi”, que acumula 20 asesinatos, fue detenido en Francia en el 2000. Aquel fue uno de los golpes más duros recibidos por la banda terrorista, pocos días antes de que ETA reiniciara su escalada de asesinatos tras poner fin a la tregua de septiembre de 1998. El grupo perdía a uno de sus asesinos más eficaces, ex miembro del “Comando Vizcaya” y, desde su llegada a Francia en 1996, uno de los hombres importantes en la dirección de la banda dentro del aparato militar.
La actividad criminal de “Gadafi” comenzó en 1984 -21 años- , cuando fue detenido, pero entonces no se encontraron pruebas contra él y quedó en libertad, hasta que, un año después, a los 22 años, huía de su domicilio para evitar su detención, después de que se comprobase su participación en la colocación de una bomba en los bajos de un coche policial en Guipúzcoa.
En 1987 se unió al activo “comando Vizcaya”. El miembro de ETA fue detenido el 2 de febrero de 2000, cuando pesaban contra él un total de 28 órdenes de búsqueda y captura internacionales dictadas por la Audiencia Nacional.
Las condenas por su implicación en los 20 asesinatos superan los 1.200 años de prisión, a los que sumaron otros diez años en Francia por diversos delitos como tenencia de armas y documentación falsa. En 2005, sin embargo, se convirtió en el primer preso de la historia de ETA al que se le concedió el traslado a España, acogiéndose a un acuerdo al que llegó la justicia francesa con la española. Y llegó a la prisión de Alicante II.