Educación: el cuento de nunca acabar

VALENCIA NEWSVALENCIA NEWS

La educación vuelve a estar en el punto de mira y a enfrentar a los políticos e, incluso, a los ciudadanos. Miles de personas se concentraron este fin de semana en la Plaza de la Virgen ante el previsible cierre de aulas concertadas. Las consignas eran claras: no a los recortes en los centros concertados que defiende el Consell, a través de la Conselleria de Educación

Desde el Gobierno valenciano se empeñan en asegurar que no hay un conflicto, pero sí partidismo, apropiación y manipulación por parte del Partido Popular, y piden que no haya un ataque a la convivencia a través de la educación. Sin embargo, el Partido Popular  asegura que su intención queda muy lejos de posicionarse con la enseñanza concertada frente a la pública, porque insisten que las dos son públicas.

Mientras se lanzan cruces de declaraciones entre ambos partidos, el que gobernó y el que gobierna, la victima continúa siendo la sociedad. Si hemos estado años con la problemática de los barracones y la masificación de las aulas, ahora el binomio pública y privada o concertada politiza de nuevo el mayor baluarte de la sociedad valenciana: la educación. Sin dejar de lado la eterna batalla del valenciano en las aulas.

Aquí no se trata de dividir, sino de sumar entre todos y poder conseguir una educación de calidad, libre y accesible para todos los valencianos y valencianas. Eso pasa por aunar esfuerzos y recursos para conseguirlo. Mientras se utilice la educación como arma política, seguiremos en las mismas. Por muchas consignas que se lancen sobre educación pública y de calidad, hace falta consenso, y no poco. Llevamos años siendo víctimas de las malas o cuestionadas políticas del PP al respecto.

Pero sí en la calle sigue habiendo confrontación en torno a la educación, incitada desde los despachos políticos, y sigue dando polémicos titulares de prensa, es que algo no estará haciendo del todo bien el actual ejecutivo.