El desacuerdo en Corts bloquea la renovación del Síndic de Greuges

Los grupos parlamentarios en las Corts Valencianes no han logrado alcanzar un acuerdo para renovar al Síndic de Greuges, ya que ninguna de las propuestas realizadas por PP, Compromís y EUPV ha obtenido la mayoría necesaria de 66 votos.

De esta manera y tras varias semanas de negociaciones, y con un intento de última hora en un receso del pleno solicitado por el PSPV –que ha durado unos 15 minutos–, la renovación de este órgano estatutario vuelve a quedar bloqueada, igual que sucedió en el anterior mandato, cuando la elección de un nuevo Síndic de Greuges estuvo paralizada durante casi tres años.

Tras el receso y sin acuerdo entre los grupos, los diputados han sido llamados a votar en urna –puesto que el voto es secreto– para decidir al nuevo Síndic de Greues entre los candidatos del PP, que ha propuesto a José Cholbi; de Compromís, que ha apostado por Manuel Alcaraz; y EUPV, que ha presentado a Ofelia Vila.

Tras dos escrutinios seguidos sin que haya podido alcanzarse una mayoría necesaria, el presidente de las Corts, Juan Cotino, ha procedido a informar a los grupos de que se pondrá en contacto con ellos para realizar una tercera votación si procede.

El pasado 4 de marzo finalizó el mandato de José Cholbi al frente de la Sindicatura de Greuges y, desde entonces PP y PSPV han mantenido unas negociaciones para renovar a Cholbi –que ha estado presente este miércoles en el hemiciclo– y situar al socialista Ángel Luna como Síndic de Greuges adjunto.

Así, tras dos semanas en los que se han intentado llegar a un acuerdo por parte de las fuerzas mayoritarias pero sin resultado y llegado el día de la votación, la Sindicatura de Greuges no ha podido ser renovada y la actual Síndica ajunta, la socialista Emilia Caballero vuelve a presidir en funciones esta institución.