El desempleo en Alicante se ceba en la mujer

 

 

Según el citado estudio, las mujeres siguen perdiendo empleo, sus contratos de trabajo son más precarios y el acceso a las prestaciones por desempleo es menor. Si se compara el segundo semestre de 2013 con el del pasado año, un total de 13.200 hombres encontraron empleo, pero las mujeres perdieron 12.300 puestos de trabajo.

Frente a los 390.400 empleos registrados en el segundo semestre de este año y desarrollados por hombres, las mujeres estaban al frente de 269.200 puestos de trabajo, lo que supone una diferencia superior a los 121.000 empleos. En 2009, el 57,76% de la ocupación correspondía al colectivo de hombres mientras que el 42,24 % lo mantenían las mujeres. Cuatro años después, estos porcentajes han pasado al 59’19% y 40,81%, respectivamente, según refleja el estudio.

A juicio del sindicato, este problema estructural del mercado de trabajo alicantino se ha enquistado a raíz de las reformas laborales y las medidas de recortes sociales «impuestas por los gobiernos central y autonómico». Por lo que respecta a la contratación, las mujeres tienen «menos contratos y son de peor calidad».

El 56’2% de la contratación realizada el pasado mes de junio correspondió al colectivo de hombres, el cual, además, firmó más contratos tanto indefinidos como temporales. Asimismo, el 53’1% de la contratación indefinida correspondió a hombres, que también firmaron el 64% de la contratación a tiempo completo (casi dos de cada tres contratos).

Por contra, las mujeres lideraron la contratación por horas y a jornada parcial. El contrato menos precario, el indefinido a tiempo completo, es firmado mayoritariamente por hombres, en concreto seis de cada 10 corresponden a hombres. El más precario, el temporal a tiempo parcial, corresponde más a mujeres (el 53’42%).

Ir arriba