El nuevo PGOU diseña una Valencia sostenible y más social

La Valencia del futuro plantea un desarrollo de ciudad “ajustado a la realidad” económica, demográfica y social “actual”, con criterios de crecimiento “sostenibles” y con un horizonte de quince años. Así lo ha destacado la alcaldesa Rita Barberá en la presentación de la revisión final del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Además, ha añadido que la ciudad “se vertebrará en torno a sus grandes espacios verdes y con un amplio horizonte hasta 2030, con garantías de acceso a la vivienda e incorporando nuevos barrios como la Marina Real”.

La primera edil ha destacado que con esta modificación se reducen de 460 a 400 las hectáreas de huerta que se prevé reclasificar y ha resaltado que así “se protege más suelo”. Esa reducción se lleva a cabo en Castellar-Oliveral, Forn d’Alcedo y Faitanar. “Disminuye el crecimiento demográfico y eso permite proteger más”, ha dicho, además de recordar que se prevén 4.100 viviendas menos en ese entorno. Así, la responsable municipal ha insistido en la apuesta de Valencia por “un urbanismo sostenible”, con la “clara protección” de espacios como la huerta y el parque natural de La Albufera, y con el fin de “crecer ocupando el menor territorio posible”.

Tras indicar que en esta revisión se han tenido en cuenta los cambios legislativos y demográficos de los diez últimos años, ha manifestado que el nuevo PGOU prevé que Valencia crezca de los 800.000 habitantes actuales hasta 850.000  –anteriormente se hablaba de llegar a los 900.000 ciudadanos–.

La alcaldesa ha aseverado, igualmente, que los cambios en este documento dan “toda la importancia” al “patrimonio ambiental” de la ciudad –ha destacado que “pocas ciudades” cuentas en su término municipal con espacios naturales como la huerta, las playas y un parque natural como el de La Albufera– y ha afirmado que “todo el ajuste se vertebrará en torno al espacio verde” para dar “continuidad” a todas estas zonas.

Barberá ha indicado que se dará también protagonismo al “singular patrimonio urbanístico” de Valencia, con los barrios consolidados y con “nuevos barrios” como la Marina Real y ha apuntado que contempla también la reordenación de los espacios portuarios que afectan a Nazaret. “Es una actitud innovadora en la planificación , una forma innovadora de planificar la ciudad”, ha expuesto.

GARANTIZADA LA VPO

A su vez, ha subrayado que se garantizará “el acceso a la vivienda” y que se cuidará la previsión de suelo dotacional público, así como para “actividades nuevas generadoras de empleo y sueldo”. “Se afianza el concepto de ciudad consolidada”, ha afirmado la primera edil, que ha avanzado que se corrigen soluciones viarias que eran rechazadas por los vecinos como la ronda en Castellar-Oliveral, el corredor comarcal por San Miguel de los Reyes o accesos de Faitanar.