El poeta cumple su sueño: ahora sí presidirá les Corts

Juan Cotino llevaba 23 años en política. La noticia de su dimisión como presidente de Las Cortes Valencianas supone un antes y un después en la historia del hemiciclo. Tras el revuelo que causó su dimisión, la atención se ha centrado en Alejandro Font de Mora, quién actualmente ejerce como vicepresidente de Las Cortes y que será nombrado al mando de la institución el próximo miércoles.

La trayectoria de Font de Mora es intachable desde el punto de vista académico e intelectual. Licenciado en Medicina por la Universidad de Valencia con Premio extraordinario, Doctor cum laude por la Universidad Complutense de Madrid, profesor y poeta encaja en un perfil inexistente de ‘ilustrado’.

Su andadura en política es igualmente reconocida, fue Diputado autonómico, Portavoz del PP valenciano, Conseller de Presidencia y Conseller de Educación. Font de Mora, al contrario que muchos compañeros de partido, nunca ha sido imputado por Corrupción o mencionado en un juicio. Un hecho que ha dejado a la oposición poco que añadir en relación a su nombramiento y que lo convierte, en un símbolo antagónico a Cotino.

Ocupará un cargo que supuestamente lleva tiempo anhelando pues muchos  tildan el relevo de “sueño” para el propio Font de Mora quien ya fue propuesto como presidente de la cámara durante el gobierno de Camps y relegado a Vicepresidente por el mismo. Natural de Castellón, ya se ha especulado con un aumento en la importancia que tendrá esta provincia en los próximos debates. El relevo a Font de Mora lo asumirá Rafael Maluenda verdú, Portavoz Adjunto del Grupo Popular en las cortes y calificado de diputado “histórico” por su largo y en ocasiones,- conflictivo-recorrido en la política valenciana.