El retén de ‘Ciutat Vella’, con un año de retraso

Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, ha presidido este miércoles el acto de inauguración del edificio de la Policía Local de Valencia y Bomberos ‘Ciutat Vella’, con un año de retraso. Cabe recordar que la empresa adjudicataria entró en concurso de acreedores. La inversión total del retén ha sido de 3 millones de euros en equipamiento y servicios de seguridad y tecnológicos, que reducirá en la mitad el tiempo de respuesta.

Barberá, acompañada en el acto por el conseller de Gobernación, Luis Santamaría, y el concejal delegado de Policía Local, Miguel Domínguez, entre otras autoridades, ha destacado que esta edifico hacía “enorme falta” porque presentará servicio a “un lugar emblemático” como es el centro histórico.

Ha resaltado que tras “las dificultades por las crisis”, la colocación de la primera piedra se puso el 8 de febrero de 2011 y las obras se tenían que haber acabado en mayo de 2012, pero la primera adjudicataria se declaró en concurso de acreedores y renunció a finalizar las obras, “hoy es una realidad”.

La primera edil ha destacado que “se han cuidado hasta el último detalle” de este inmueble, situado entre la calle San Miguel y la calle Alta, que tiene cuatro plantas, dos sótanos y 2.500 metros cuadrados de superficie. La Policía Local ocupa 1.400 metros cuadrados y está ubicada en la segunda y tercera plantas, en el segundo sótano, y en la planta baja donde tiene su entrada al público y oficina de atención al ciudadano.

BOMBEROS

Los Bomberos ocuparán parte de la zona común, el primer sótano, la planta baja, el altillo y la primera planta, y tendrá una dotación máxima de personal de diez efectivos y una mínima de siete por cada turno al día.

El inmueble albergará vehículos de intervención diseñados para el entorno –una unidad de intervención rápida con sistema simple CAF que pulveriza el agua y aporta espumógeno, que ahorra el consumo y crea una mayor barrera y absorción térmica del incendio–, una Bomba Ligera Urbana, una escalera de 18 metros y un vehículo de mando) todo ello de reducidas dimensiones, con radios de giro mínimos tanto entre aceras como fachadas, para adaptarse a las características orográficas y a la trama del centro urbano.

POLICÍA LOCAL

En cuanto al espacio reservado para la Policía Local, ocupará la zona común, el segundo sótano, los calabozos aislados y la segunda y tercera plantas. El total de efectivos será de 120, y contará con cinco patrullas estacionadas en zona reservada en la vía pública junto al retén, además de cinco motocicletas y tres segway. El contingente policial que pasará a ocupar las nuevas dependencias es la Primera Unidad de Distrito.

FOTO: EUROPA PRESS