La Diputación da su televisión a Beovisión

La Diputación de Valencia ha adjudicado su televisión a la empresa valenciana Beovisión por un total de 3.242.800 euros. Cabe destacar que al concurso público se habían presentado solamente dos empresas -la otra era Televisión Popular del Mediterráneo-. El critero de seleción ha sido el precio y ahora se abre un período de 15 días para presentar la documentación y firmar el contrato.

La empresa seleccionada es la que dirige Ángel Raga y podría a empezar a emitir a mediados del próximo mes de marzo.

La licitación de esta nueva televisión ha estado marcada por la polémica y ha sido criticada por todos los partidos de la oposición y del comité de empresa de Radiotelevisión Valenciana, que la consideran ilegal.

Antes de su adjudicación algunos de los portavoces de los grupos de la oposición en la Diputación de Valencia, especialmente el PSPV-PSOE, hicieron públicas sus sospechas de que la empresa que ahora ha resultado adjudicataria ya estuviese comprando equipamiento y seleccionando personal.

Beovisión cambió su objeto social para gestionar y explotar licencias de comunicación audiovisual y fue autorizada por la Generalitat para alquilar una licencia de TDT de ámbito autonómico a finales de 2014, según la oposición.

El pasado mes de noviembre, el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, reconoció que conocía al empresario Ángel Raga, pero negó cualquier tipo de relación con él.