La ‘Operación Frío’ en marcha de nuevo

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Valencia ha aprobado este viernes, 24 de octubre, una moción conjunta de la Concejalía de Bienestar Social e Integración y de Deportes y Juventud por la que se pone en marcha la campaña ‘Operación Frío 2014 para albergar a personas sin hogar’. Una actuación que lleva materializándose en la ciudad hace más de dos décadas.
Según ha informado el consistorio en un comunicado, pese a las altas temperaturas de estos días, el Ayuntamiento “quiere estar preparado ante la eventualidad de que las condiciones climáticas varíen” y se quiere asegurar las plazas de alojamiento para albergar personas que viven en situación “inicial, avanzada o consolidada de pobreza o marginación”. En total se contará con 376 plazas, aunque la cifra se podrá ampliar.
El Ayuntamiento impulsa la llamada ‘Operación Frío’ desde hace más de veinte años, que establece una serie de “medidas excepcionales” con el fin de facilitar alojamiento y manutención a las personas sin domicilio que pernoctan en la vía pública. Para ello, la ciudad cuenta con un equipamiento social de alojamiento en albergues privados conveniados, además de pisos y residencias.
Según el consistorio, la temporada de frío suele coincidir con la campaña citrícola, lo que supone que la presencia de personas sin hogar fijo “se incrementa por la llegada de temporeros procedentes de todo el territorio nacional”.

PLAZAS DE ACOGIDA
La Junta de Gobierno ha aprobado la utilización de las plazas de acogida de la Asociación Natania, Asociación Valenciana de Caridad, Albergue de San Juan de Dios, el piso de acogida de Cáritas, la Asociación Tyrius, la Congregación de Esclavas de María, del Instituto Secular Obreras de la Cruz, Obra Mercedaria, Albergue la Paz y la Asociación Ciudad de la Esperanza. Una vez hayan sido cubiertas las plazas disponibles, se utilizará el Casal de Juventud de Rocafort entre el 1 de diciembre de 2014 y el 28 de febrero de 2015, aunque las fechas “se pueden acomodar, en función de las condiciones climatológicas”.
Valencia cuenta con plazas de alojamiento para estos colectivos, a través de convenios y acuerdos de colaboración con estas entidades. De manera paralela, se establece también colaboración con la Generalitat, por la que el Centro de Apoyo a la Inmigración (CAI), que es municipal, gestione las plazas que el Gobierno valenciano dispone en la provincia.

LAS CIFRAS DEL PASADO AÑO
El pasado año el consistorio atendió a 219 personas, 123 españolas, 71 comunitarias y 25 de fuera de Europa. De ellas, 197 eran hombres, 21 mujeres y un menor. Otros 118 rechazaron todo tipo de ayuda. De los atendidos, 158 lo fueron por una sola vez, 43 lo fueron en dos, 15 en tres, dos en cuatro y uno en cinco. De estas personas, 71 casos se localizaron en cajeros de entidades bancarias.