Los coches provocan los temblores en la avenida Barón de Cárcer

La Universitat Politècnica de Valéncia haavanzado sus conclusiones sobre el estudio a cerca de los temblores registrados en los edificios de la avenida Barón de Cárcer de Valencia. En un primer momento, se ha constatado que existe “una correspondencia entre el paso de vehículos”, pesados o ligeros a mayor velocidad por las inmediaciones del edificio, al menos cerca del que tiene la Conselleria de Bienestar Social en el numero 36 de la avenida.

En el estudio se plantea que “una primera acción que puede aliviar de forma sencilla el estado de vibraciones” de este inmueble de Barón de Cárcer y de su entorno es “proceder a la sustitución de la capa de rodadura en el tramo correspondiente al forjado de los garajes” de esa avenida o, “en todo caso, al alisado de los diferentes resaltes y socavones que existen en la zona citada” de esta vía.

El documento adelanta algunas conclusiones provisionales de las medidas de vibraciones realizadas en el inmueble. Así, explica que para llevar a cabo estas pruebas se colocaron acelerómetros y medida de vibraciones en tres zonas de trabajo de la novena planta de la finca durante la mañana del pasado viernes en horario laboral y apunta que se detectaron “valores significativos de vibración de baja frecuencia”.

   Asimismo, el avance del informe detalla que los investigadores de la UPV, junto con miembros de la oficina técnica de Bienestar Social y del Cuerpo Municipal de Bomberos, hicieron “una inspección visual de la zona con el objetivo de detectar posibles focos de vibración. También se hicieron pruebas en la mañana del pasado domingo, día no laboral.

El documento recoge que en esta inspección “quedó constancia de que el forjado del garaje situado enfrente” del edificio autonómico de Barón de Cárcer 36 y “más cercano a la Plaza de San Agustín, está sometido a fuertes impactos que originan vibraciones en el mismo”. Por otro lado, sostiene que no se ha detectado “ningún elemento o maquinaria del garaje que pudiese ser la causa del impacto” y que por ello se inspeccionó la calzada situada sobre el forjado del aparcamiento.

   Los técnicos del Centro de Tecnologías Físicas de la UPV indican también en el avance del informe que “estas fuertes vibraciones estaban relacionadas con el paso de vehículos pesados –camiones o autobuses– o ligeros a mayor velocidad sobre los resaltes, de reciente creación, que atraviesan perpendicularmente la avenida Barón de Cárcer” y apuntan que los resaltes “parecen originados por rellenos irregulares de zanjas para pasos de instalaciones”.

   Entre las pruebas realizadas para determinar el origen de las vibraciones está también la planificación de un ensayo para “comprobar la correspondencia entre las vibraciones detectadas por el paso de vehículos y las captadas en la planta novena del edificio” autonómico. Este ensayo, precisa el documento, se llevó a cabo con un camión de bomberos del Cuerpo Municipal de Bomberos de Valencia “como fuente excitadora de la vibración”.