Los estudiantes demandan mejoras y dimisiones

Cientos de estudiantes se han manifestado en la mañana y en la tarde de este jueves, 18 de septiembre, en la sede de la Consellería de Educación en Valencia y las calles de Valencia, convocados por el Sindicat d’Estudiants para reclamar unas condiciones “dignas” en las aulas este curso, criticar los recortes y la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce), por  lo que han solicitado la dimisión del  ministro de Educación, José Ignacio Wert, y de la consellera, María José Català.

La manifestación, que según el Sindicat d’Estudiants ha sido secundada por el 80 por ciento, ha partido de Consellería, para recorrer el río Turia y volver al edificio oficial. Los manifestantes portaban diversas pancartas con consignas como ‘La revolución del abanico’ y ‘-corrupción, + educación’, y han coreado  lemas como ’40 grados y yo con abanico’, ‘Las aulas se derriten y ellos lo permiten’ o ‘Consellera, dimisión’.

Como portavoz del sindicato, Ainoa Murcia, ha señalado que las condiciones en las aulas “son cada vez peores y los estudiantes están hacinados”. Además, ha destacado que el departamento de educación consideró la no suspensión de las clases porque “no había ningún problema sanitario”.

“La consellera no quiere reconocer que es un error comenzar este día 3 ya que los centros no están condicionados. Se tiene que mejorar la educación pública, no se puede aplicar la Lomce porque nos condena a los hijos de los trabajadores a no poder acceder a la educación superior con el tema de la reválida”. En este sentido, la estudiante ha hecho hincapié en la “segregación” y en que la nueva ley es una norma “completamente clasista”.

Ainoa Murcia ha destacado también que este acto es “solo el inicio”, y ha adelantado que los días 21, 22 y 23 octubre se convocará una huelga general de 72 horas a nivel estatal. “Por supuesto vamos a llamar también a los sindicatos de los profesores, a los padres a que se sumen a esta lucha y que sea todo el conjunto de la comunidad educativa la que salga a la calle a luchar por la educación pública”, ha sentenciado.

CATALÁ RECLAMA QUE EL HORARIO LECTIVO ES SAGRADO

Por su parte y en este sentido, la consellera de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, ha animado a los estudiantes  a trabajar las posturas “en su momento” y ha pedido que se “respete el horario lectivo” porque es “sagrado”.

Catalá ha hecho notar que “no hay ninguna huelga formalmente comunicada a la administración”, por lo que “no se puede hablar de una huelga de educación”, ya que “cuando hay una huelga de trabajadores se comunica formalmente a la administración” y “no es el caso”. La titular de Educación ha remarcado que las huelgas “normalmente son de trabajadores y esto es una convocatoria a los estudiantes.”