Los restos de la tormenta acaban en el mar

El agua vuelve a ser la protagonista de las tardes de la Comunidad Valenciana, hoy también acompañada de rayos. Las mayores precipitaciones se han concentrado en las comarcas de la Plana Baja, el Camp de Morvedre y en poblaciones de l’Horta Nord, como el Puig, donde se  ha registrado una tromba de agua con 9’8 litros por metro cuadrado.

También se han registrado precipitaciones fuertes en la costa sur de Castellón, en pueblos como Vall d’Uxo y Almenara y en el norte de Valencia.  En Sagunto, la Agencia Estatal de Meteorología, ha contabilizado 23’8 litros por metro cuadrado; 21’6 en Sot de Ferrer y 7’6 en Algar de Palancia. Las lluvias han llegado, incluso, a estar acompañadas de fuertes racha de viento y granizo.

Sin embargo, los radares han advertido que la tormenta se está dirigiendo hacia el este y actualmente se encuentra en el mar, donde están cayendo la mayoría de los rayos. Estas nuevas lluvias pueden sumar números a la ya dolorosa cifra de 13’5 millones de euros. En esta cantidad ha cuantificado la Unió de Llauradors la perdida ocasionadas por las ultimas tormentas.

Según ha informado la organización agraria, las trombas del pasado lunes han afectado a unas 1.500 hectáreas de cultivo, especialmente las dedicadas a la producción de viña y almendra de la comarca de La Ribera. Otras zonas seriamente afectadas son el Camp de Morvedre, con perdidas de casi 900.00 euros y Utiel-Requela con más de 500.000 euros.

Además, a estas cifras negativas deben sumarse las perdidas de jornales en recolección y transporte. Por todo ello, la Unió reclama a las administraciones publicas que “ tengan en cuenta todos estos siniestro climatológicos y  arbitren medidas y ayudas para los afectados”.  El colectivo, también señala, que estas perdidas se deben sumar a las causadas por la sequía de los últimos meses.

 

 

 

Foto: @AEMET_CValencia