Los vecinos de Valencia pagarán menos IBI

Rita Barberá falleceRita Barberá fallece

El Ayuntamiento de Valencia reducirá para 2015 el tipo de gravamen del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) “más de un 9 por ciento”, lo que llevará a “una bajada de la cuota tributaria que van a pagar los ciudadanos”. Así lo ha anunciado este viernes la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, que ha destacado que el consistorio “sigue con la política de contención fiscal”, con “los impuestos congelados desde 2006”.

Barberá, que ha resaltado que la capital valenciana es una de las ciudades españolas con “menos presión fiscal”, ha dado a conocer esta decisión tras firmar un convenio de colaboración entre la Jefatura de Tráfico y el Ayuntamiento para el desarrollo de acciones de tráfico y seguridad vial en la ciudad de Valencia.

La primera edil ha precisado que el cambio en el tipo de IBI se ha tratado en la Junta de Gobierno Local celebrada esta jornada en el consistorio, en la que se ha aprobado el Proyecto de Modificación de la Ordenanza Reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles para el próximo ejercicio. Ha indicado que a la decisión de congelar los impuestos, incluso “sin aplicar el IPC”, tomada “cuando vimos venir la crisis” se suma el acuerdo de “modificar la ordenanza del IBI”.

Rita Barberá ha resaltado que la bajada contemplada para el tipo impositivo que se aplica a la base imponible en 2015 será de “algo más del 9 por ciento” y que con ello “los ciudadanos pagarán menos”. Este tipo estaba en un 0,9740 y pasará a un 0,886. Asimismo, ha subrayado que el Ayuntamiento de Valencia mantiene una base impositiva baja dado que desde 1997 no ha llevado a cabo una revisión catastral, a diferencia de otras grandes ciudades.

La responsable municipal se ha referido a un informe de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) respecto al IBI en distintas ciudades españolas y ha comentado que aunque “maneja parámetros distintos no homologables entre las distintas urbes” indica que algunas “han subido el IBI una barbaridad”. En este punto, ha citado “Madrid, un 54,19 por ciento; Barcelona, un 33,82 por ciento; Valladolid y Sevilla, en torno al 23 por ciento, y A Coruña, 17 por ciento”, mientras que Valencia y Bilbao lo han estado “por debajo del 11 por ciento”.

“Esto quiere decir que Valencia tiene menor presión fiscal que ninguna otra ciudad en un tema tan importante como es el IBI”, ha planteado Rita Barberá, que ha reiterado que la capital valenciana ha renunciado a hacer una revisión catastral. “Hemos preferido que no se haga la revisión para mantener la presión reducida, de tal manera que la base imponible por recibo es del orden el mínimo de la mitad de la siguiente”, ha dicho.

EN CONSIDERACIÓN CON LA CRISIS

La alcaldesa ha concretado que esto se traduce en que la base imponible media por recibo en Valencia es de 28.500 euros, frente a los 42.516 euros de Sevilla para el mismo concepto, 79.325 de Zaragoza o los 134.329 de Madrid. Igualmente, ha afirmado que comparando la ciudad de Valencia con otras de la Comunitat Valenciana también se ve esa diferencia dado que la base imponible media de Gandia es de 31.865 euros; en Castellón, de 34.896 euros, y en Alicante, de 37.729 euros.

“En Valencia estamos siendo muy conscientes de que queremos evitar la presión fiscal a los ciudadanos, en consideración a la situación de crisis”, ha manifestado Barberá, que ha hablado de otro indicador como la cuota tributaria media. Ha dicho que en la capital valenciana es de 278,24 euros, frente a los 360 euros de Sevilla, 546 euros de Barcelona, 780 euros de Madrid o los 601 de Elche. “El ciudadano paga mucho menos en Valencia que en cualquier otra ciudad”, ha concretado.