Nuestros más y nuestros menos con el señor Amadeo

Por Paco Rausell. Les hemos acostumbrado al menosprecio. Hemos permitido que nos ningunearan de forma constante. No hemos sabido dar la cara, no nos hemos atrevido a levantar la voz. Siempre hemos dado un paso atrás, cuando la única salida era avanzar hacia adelante.

Los años pasan, y todo cambia a nuestro alrededor. Lo que antes parecía obvio, hoy en día ya no lo es. El recuerdo de quienes éramos antes ha quedado en el olvido. Hemos mejorado, somos diferentes, y ahora ya no le tememos a nada. Hemos caído durante años, y nos ha costado mucho levantarnos. Ahora hemos aprendido que si queremos lograr algo, tan solo debemos quererlo de verdad. Desearlo con todas nuestras fuerzas y cuando está entre nuestras manos, lo abrazamos para ya no dejarlo escapar.

Hemos acostumbrado al mundo del fútbol a ser una afición exigente y paralela a su equipo. Hemos sacado pañuelos contra los nuestros, incluso en lo más alto de las clasificación, de forma injusta para nuestro club. Hoy hemos roto de algún modo ese paralelismo. Ha sido un costoso trabajo, la creación de ·CURVANORD· ha sido una lanzadera para cambiar algunas costumbres.

Nos han goleado en Mestalla, y miles de gargantas han acompañado al equipo hasta el pitido final. Ha sido más complicado que desenfundásemos el pañuelo. Hemos sufrido durante tiempo un proceso de venta agonizante, que parecía no terminar nunca. Un proceso que tras su fin ha traído la deseada estabilidad al club. También hemos remodelado nuestra casa, hemos cambiado el vestuario. Hemos cambiado hasta lo más importante: nuestra forma de pensar. Venimos de una travesía que prefiero no recordar, pero una travesía que nos ha hecho muy fuertes. Por ello debe ser cierto aquello que cuanto más te golpean, más fuerte te haces.

Ciertamente hemos vivido cientos de emociones en muy pocos meses, y os tengo que decir que la adaptación a las diversas circunstancias que han rodeado al Valencia Club de Fútbol son dignas de ser estudiadas. Echad la vista atrás y visualizad un partido cualquiera un año antes que saltará la primera chispa del cambio: la Curva Nord.

Debemos entender que no todos están capacitados para asimilar dicho cambio. Es más, no creo que estén capacitados para gran cosa, mucho menos para las labores que desempeñan en la actualidad, al frente de organismos que deberían ser un ejemplo para todo el mundo del fútbol.

En cambio, son una vergüenza para todos aquellos que amamos este deporte.Nos siguen tratando como aquel Valencia de hace 5 años. Nos siguen tratando como aquella afición de hace 5 años, pero esta vez se han llevado una desagradable sorpresa y es que, se han topado con otro Valencia y se han topado con otra afición. Las hemos pasado canutas y no estamos dispuestos a seguir tragando. Ha llegado el momento de decir basta y ha llegado el momento de defender aquello que más queremos.

“Me encantaría que todo Mestalla el lunes acudiese con guantes de color blanco y alzase las manos. Sería una protesta única, jamás hecha por nadie en el mundo del fútbol”. Sería una forma de hacer ver que no nos torean más, que ahora alzamos la voz y nos movilizamos como hemos demostrado en varias ocasiones.

Tenemos nuestros más y nuestros menos con el señor Amadeo, pero son cosas de casa. Que nadie venga de fuera y se le ocurra faltar el respeto al Presidente del Valencia Club de Fútbol, pues si algo hemos aprendido todos juntos, es a plantar cara a aquellos que vienen a hacernos daño.

Es momento de alzarse y demostrar que estamos por y para el Valencia.

#GuantesBlancosVCF

Paco Rausell