Pastor asegura que hay presupuesto para cumplir con el Corredor

Ana Pastor, varias horas después de su visita nocturna, se ha desplazado este lunes hasta Almussafes para observar de cerca los trabajos de electrificación e implantación del tercer carril en el ramal de mercancías de acceso a la factoría Ford para su conexión al Corredor Mediterráneo.

La ministra ha estado acompañada de nuevo por el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra y ambos se han desplazado hasta las obras en microbús desde la estación de Joaquín Sorolla de Valencia.

“Las obras avanzan bien y estárán en los plazos fijados. Aunque claro, esta obra es muy compleja. Esperemos que las lluvias duren poco, pero claro esto es una cosa puntutal y las obras acabarán para el próximo año”, ha reconocido Pastor poco antes de marcharse de Valencia.

No obstante, de la visita a Valencia de la ministra de Fomento, que se ha retrasado dos meses desde su promesa, se puede decir que ha ratificado que en 2015 se producirá la conexión de Castellón a la red de alta velocidad y el viaje entre la capital castellonense y Madrid se realizará en torno a las dos horas y media, con un ahorro de media hora con respecto al tiempo actual. Por contra, la ministra no ha concretado cuándo estará operativo el tercer hilo del Corredor Mediterráneo en la Comunidad Valenciana y ha insistido en la inversión del Estado en la obra.

La titular de Fomento ha asegurado que su departamento tiene “todos los recursos necesarios” para las obras de adaptación del Corredor Mediterráneo al ancho europeo, aunque van a pedir subvenciones europeas a través de las ayudas del ‘Mecanismo conectar Europa’ y el Plan Juncker. Pastor ha insistido en que se trata del proyecto “más ambiciosos de toda Europa”, por lo que ha confiado en quedar “muy bien posicionados” para recibir estas subvenciones.

ALBERTO FABRA

El presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, ha afirmado que el Corredor Mediterráneo es una infraestructura “fundamental no sólo para la Comunidad Valenciana, sino también para toda España, pero especialmente para aquellas empresas que viven de la exportación y la importación, que son la inmensa mayoría de las que tenemos en la Comunidad”.

Fabra ha resaltado que “lo importante es que el presupuesto está, que los trabajos se están haciendo y que garantizan que pueda estar finalizado en 2015”. A este respecto, el President ha señalado que “ahora lo que tenemos que hacer es trabajar para que las obras estén terminadas en el momento que las empresas también puedan utilizar ese servicio para poder generar más riqueza y empleo”.

Las palabras del jefe del Consell han sido respondidas por el líder de la oposición, Ximo Puig, quien ha lamentado que el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, se haya dedicado a “aplaudir” la visita de este domingo y lunes de la ministra de Fomento, Ana Pastor, “aunque confirme que el tercer carril no llegará en 2015, en lugar de criticar las escasas inversiones del Ministerio en esta infraestructura”. Asimismo, ha exigido “respeto hacia los empresarios y valencianos” en general por parte de la ministra, a quien ha acusado de engañar en el tema del Corredor.

FOMENTO ESTUDIA APLICAR QUITA 50% A AUTOPISTAS EN QUIEBRA SIN COSTE PARA EL ESTADO

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado también este que están estudiando aplicar una quita del 50 por ciento a las empresas concesionarias de autopistas de peaje que están en riesgo de quiebra, pero “sin que al Estado le cueste un sólo euro”. “Si no no habrá solución” “Yo no pienso rescatar nada”, ha garantizado.

Así, ha aclarado que desde Fomento están “viendo de qué modo el Estado no tiene que pagar ni un solo euro” porque el cálculo que se efectuó sobre el tráfico que iban a pasar en las autopistas no se ha cumplido y se decía que las exportaciones “iban a valer una cantidad determinada y han costado hasta ocho veces más”.

De hecho, ha apuntado que “en muchos casos”, aun sin cerrar, el metro cuadrado lo han tasado “al mismo precio que el metro cuadrado de la calle más importante de la Comunitat valenciana”. Por ello, ha explicado que su departamento lo que está estudiando es “hacer una quita del 50% pero al Estado no le va a costar un solo euro”.

En ese sentido, ha afirmado que esta cuestión se resolverá “en el momento en que haya una solución que nos cueste cero euros si no no habrá solución”, ha insistido.