Pirotecnia Tomás, una mascletà potente con intenso final

La Pirotecnia Tomás, de Benicarló (Castellón), ha disparado este martes la décimoprimera ‘mascletà’ de las Fallas de 2014, un espectáculo potente y fuerte desde el inicio que ha terminado con un final largo, intenso y ensordecedor.

Miguel Ángel Tomás, uno de los socios de la empresa, ha comentado a los periodistas tras la ‘macletà’ y tras recibir el aplauso del público congregado en la Plaza del Ayuntamiento, que todo el disparo ha salido “totalmente” como estaba previsto.

El pirotécnico, que ha expresado su satisfacción por el transcurso del espectáculo, ha explicado que se han cuidado todos los detalles desde el principio, desde el montaje hasta el disparo. “La ‘mascletà’ son muchísimos detalles y eso requiere mucha paciencia y pocas prisas”, ha indicado Tomás, que ha precisado que se han quemado 150 kilogramos de materia reglamentada.

Asimismo, ha aseverado para hacer atractiva una ‘mascletà’ se han de hacer muchas combinaciones y ha comparado este proceso con el trabajo de una orquesta. “Es como una orquesta, hay que estar sonado y cada uno ha de sonar cuando toca. Es lo que intentamos hacer”, ha apuntado el empresario, que ha señalado que este espectáculo ha contado con una parte de disparo tradicional y otra digital.

Por lo que respecta al “gran final” prolongado del disparo de este martes, Miguel Ángel Tomás, ha agregado que es la parte con la que más se queda el público. Por ello, ha considerado que ese momento de la ‘mascletà’ ha de ser “más potente que el resto”.

Pirotecnia Tomás ha disparado en la Plaza del Ayuntamiento de Valencia ininterrumpidamente desde el año 1996. Desde entonces, no ha fallado a ninguna cita fallera, a excepción del año 2004 que la ‘mascletà’ fue suspendida por el luto oficial decretado tras los atentado del 11 de marzo en Madrid, de los que esta jornada se cumplen diez años.

Entre los asistentes al balcón principal del Ayuntamiento de Valencia para presenciar este espectáculo se encontraban el conseller de Economía, Máximo Buch, y jugadores y directivos del Levante UD.

Además, junto a la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá; las falleras mayores de 2014, la joven Carmen Sancho y la niña Claudia Villodre, y sus respectivas cortes de honor estaban los miembros del Consejo de Cámaras de la Comunidad Valenciana, encabezados por su presidente, José Vicente Morata, también presidente de la Cámara de Comercio de Valencia.