Los ‘sobrecostes’ en Feria Valencia podrían superar los 1000 millones de euros

Feria Valencia, corrupciónFeria Valencia

El aval de la Generalitat a Feria Valencia podría costarle 1.027,59 millones de euros hasta el año 2029. En concreto, 226,18 corresponden a los ya abonados entre 2003 y 2012, mientras que 801,41 son los pendientes tanto para el Plan de Modernización como para la ampliación de la entidad ferial.

Así se desprende de un informe de la Intervención General de la Generalitat, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que señala que en 2029, cuando hayan vencido todas las cuotas de amortización de los instrumentos financieros empleados para pagar el Plan de Modernización de la Feria y su ampliación, el Gobierno valenciano habrá aportado 1.027,59 millones, frente a los 28,37 abonados por la institución.

Según se detalla, la Generalitat ha aportado 151,94 millones para el Plan de Modernización y 74,25 para la ampliación, y le quedarían pendientes 528,73 millones para el primer concepto y 272,68 para el segundo.

En el caso de la inversión de Feria Valencia, destaca que “de continuar con la tendencia actual de resultados negativos de explotación”, no podrá hacer ninguna aportación adicional a las ya realizadas, que ascienden a 28,37 millones.

El informe también constata importantes sobrecostes en Feria Valencia. En concreto, indica que el importe de la inversión final en construcciones e instalaciones se ha desviado un 86,7 por ciento respecto al proyecto inicial, de modo que costó unos 252 millones más de los previstos. Además, indica que se han detectado sobrecostes que en algún caso llegan a alcanzar el 160,67 por ciento de las actuaciones facturadas.

En este sentido, advierte de una “falta de rentabilidad” si se compara la inversión realizada (587,1 millones de euros), con los resultados obtenidos desde el inicio de la ampliación hasta finales de 2012, con unas pérdidas acumuladas de 9,34 millones de euros.

Por otro lado, la Intervención explica que los gastos incurridos en publicidad y propaganda, relaciones públicas y gastos de viajes suman 142 millones de euros en once años. También ha analizado la evolución dietas, gastos e indemnizaciones del comité ejecutivo, que han tenido un coste entre 2004-2005 y 2012 de 1,8 millones de euros. En este último periodo, añade, Feria Valencia ha presentado unos resultados negativos superiores a los 21 millones de euros.

También destaca que, a pesar de que Feria Valencia es una entidad de naturaleza pública, en el desarrollo del Plan de Modernización su actividad “no se ha ajustado a lo dispuesto en la normativa propia de la contratación pública, lo que ido en detrimento de la garantía que la ley establece en materia de ampliación de los principios de libertad de acceso a las licitaciones, publicidad y transparencia de los procedimientos y no discriminación e igualdad de trato entre los candidatos”.

Asimismo, señala que la contratación de la inversión realizada vinculada al Plan de Modernización “se ha desarrollado sin respetar el marco normativo de contratación pública que le resulta aplicable”.

“FALTA DE EFICIENCIA”

El informe alerta de “falta de eficiencia” tanto en la gestión de los ingresos, como en la de los gastos. En cuanto a los primeros, apunta a una disminución tanto de los metros cuadrados facturados como de su precio, que supera el 50 por ciento entre 2013 y 2012.

Respecto a los gastos, explica que no se aprecia una reducción significativa hasta 2010, a pesar de la “importante” disminución de ingresos producida a partir del ejercicio 2007-2008. Además, indica que, en comparación con Feria de Madrid (Ifema), algunas partidas de gastos son “excesivas” respecto a la cifra de negocios, aprovisionamiento y gastos de explotación.

Asimismo, explica que la Comisión encargada de verificar el cumplimiento de los convenios suscritos entre Feria Valencia y la Generalitat se ha reunido una sola vez en diez años, así como que los contratos de auditoría firmados por la institución y las empresas que la han auditado no incluyen una revisión material de la inversión.

Del mismo modo, añade que, a pesar de los diversos requerimientos efectuados por la Sindicatura de Cuentes, Feria Valencia no ha sometida sus cuentas a fiscalización por parte de dicha institución.

RECOMENDACIONES

La Intervención de la Generalitat también plantea una serie de recomendaciones como establecer un nuevo convenio de colaboración gestionado por el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en el que se aclare y regule, de forma más precisa y adecuada, los términos y condiciones de las aportaciones de la Generalitat y Feria Valencia en relación con la financiación.

También propone que se reconozca en la contabilidad de la Generalitat el importe satisfecho por cuenta de Feria Valencia como consecuencia de su posición de avalista, así como el derecho al reintegro de los excesos de subvención.

Asimismo, propone que se clarifiquen los mecanismos de control y que se modifiquen los Estatutos de Feria Falencia de forma que se haga referencia explícita a su carácter público y, por tanto, a su sometimiento a lo previsto en la normativa vigente para el sector público valenciano.nbsp;

PUIG PIDE EXPLICACIONES

Por su parte, el secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha demandado este lunes, 22 de septiembre, que la Fiscalía investigue los “sobrecostes” en Feria Valencia y ha anunciado además que su grupo pedirá la creación de una comisión de investigación en las Corts para aclarar este “nuevo escándalo grave”.

Así se ha manifestado el dirigente socialista valenciano en un desayuno con los medios y, tras conocer la publicación de un informe de la Intervención General de la Generalitat, las obras de modernización y ampliación de Feria Valencia incurrieron en sobrecostes de millones de euros.

Para Puig el tema Feria de Valencia es “un nuevo escándalo grave”. “Sabíamos que en la Feria de Valencia habían pasado muchas cosas lamentables”, ha subrayado. En esta línea, ha criticado que “los sobrecostes de la ampliación significan casi el cien por cien; de 300 millones a casi 600 millones”.

“La Fiscalía tiene que actuar y nosotros vamos a instar a esa actuación”, ha destacado Puig, quien ha tildado de “absolutamente impresentable que, hasta el último rincón de la administración valenciana esté contaminado por la corrupción, por la falta de gestión legítima de los fondos públicos”.

Por este motivo, el dirigente valenciano del PSPV anunció que exigirá una comisión en las Corts. “Esto es una prueba más de lo que ha venido pasando en la manera de gestionar el dinero público de los valencianos por parte de la Generalitat. Para saber qué ha pasado hasta con la última factura en esa cueva oscura que significó Feria Valencia”.