Rajoy enfada al sector cristiano del PPCV

“Una vida vale más que Cataluña”. Así resumió, Miguel Domínguez, concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Valencia, su postura frente a la decisión del gobierno nacional de retirar la reforma del aborto. Un hecho que acabó con el anuncio, esta misma semana, de la dimisión por parte del ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

El hecho de que la reforma estuviera incluida en el programa electoral del 2011 y ahora se descarte proyecta una imagen de poca coherencia de cara a los votantes, según Domínguez. Un pensamiento parecido profesa el presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino. El otro máximo exponente del sector cristiano en el partido popular,  se esforzó por apartar la figura de Gallardón del debate y apostó por que se legisle en positivo “apoyando a las mujeres y la maternidad”.

En un artículo publicado hoy en el periódico La Razón, Miguel Domínguez confesó sentirse “defraudado y triste”. En el artículo, que resulta una apología en defensa de la vida escribe que: “por encima de cualquier precio político o coste electoral; por encima de cualquier consenso; por encima de cualquier corriente de pensamiento; por encima de cualquier personalismo; por encima de temas que parece que sean trascendentales para el devenir de nuestro país, como es el caso de Cataluña…se sitúa la defensa del derecho a la vida”.

En el transcurso del texto, le dice al presidente del gobierno, Mariano Rajoy, que le resulta inverosímil que se muestre tan perseverante en la cuestión del independentismo catalán y tan laxo en su última decisión. “No entiendo como estamos siendo tan contundentes y perseverantes en algunos temas, como por ejemplo el asunto catalán, con el que parece que si no somos capaces de resolverlo se acabe el mundo, y, sin embargo, a la mínima dificultad, abandonamos una reforma legal trascendental para la defensa de la vida.”