El Constitucional deja la consulta catalana del 9N en 9No

La moción de censura contra Rajoy se debatirá el 31 de mayo y el 1 de junioLa moción de censura contra Rajoy se debatirá el 31 de mayo y el 1 de junio

El Tribunal Constitucional, en una reunión urgente celebrada en la tarde de este lunes ha aprobado por unanimidad suspender la consulta soberanista del 9-N en Cataluña. A partir de ese momento preparar la consulta podría suponer un delito de desobediencia.

Horas antes, en la mañana del lunes, un Consejo de Ministros  extraordinario ha aprobado sendos recursos, los admitidos por el Tribunal Constituciona,l contra la Ley de Consultas y la convocatoria  de la que Artur Mas firmó el pasado sábado. En el momento en que los recursos han sido admitidos a trámite los dos textos de referencia han quedado inmediatamente suspendidos hasta que en un plazo de cinco meses se pronuncie el tribunal.

Mariano Rajoy ha informado a los ciudadanos de los planes del Gobierno en lo que en principio iba a ser una declaración institucional, y finalmente ha resultado ser una mini­rueda de prensa, en la que el presidente no ha citado ni una sola vez por su nombre a Artur Mas, al que ha hecho “responsable” del actual estado de cosas, y en la que ha calificado a la consulta como “de autodeterminación” y “desafío”.

Y lo que entre una y otra parte ha venido a comunicar el presidente del Gobierno a los españoles es, en resumidas cuentas, lo siguiente:

• Ni el objeto ni la forma de la consulta son compatibles con la Constitución, por lo que ésta no se va a celebrar.

• La consulta atenta “gravemente” contra los derechos de todos los españoles.

• “Nada ni nadie” puede “romper” la soberanía “única e indivisible”, que es lo que busca la

consulta.

• La ley “no es un corsé” que va contra las libertades, sino todo lo contrario.

• No es admisible contraponer Ley a Democracia, porque no existe lo segundo sin lo primero.

• Sobre el argumento del derecho a expresarse de los catalanes: priva de ese derecho a su auténtico detentador, los españoles.

• Sobre el diálogo: la Generalitat de Catalunya ha llevado una “política de hechos consumados pretendiendo que el Gobierno encuentre después “soluciones” que supongan la aceptación de esos hechos consumados y “vías legales” para ese “punto de no retorno”.

• Si simplemente hubieran planteado al Gobierno sus problemas hubiesen buscado entre todos soluciones.

• Sobre Mas (sin citarlo): “lamento que haya convocado esta consulta de autodeterminación” que “aleja a los catalanes de Europa y del esto de España” y que tiene consecuencias económicas y genera “frustración”. “Y lo peor ­añade Rajoy­ es que (Mas) lo sabía desde el principio”.

• Salidas: “estamos a tiempo de enderezar la situación” pero desde el respeto a la legalidad.

• Las 23 propuestas que Mas le llevó a Moncloa: no son sino catálogo de peticiones en financiación e infraestructuras como las de otras comunidades autónomas.

• Reforma de la Constitución: el presidente ha afirmado que se puede hacer desde la ley, pero que en este punto “lo prioritario es defender la Constitución, no ferormarla”.

• ¿Y si a pesar de todo sacan las urnas a la calle? Rajoy ha preferido no pronunciarse porque dice que no “contempla que el presidente de la Generalitat no cumpla la ley”.

La respuesta de Mas ha sido que la actitud del Gobierno ha sido “hostil”.