Reforzadas las ayudas al cultivo valenciano hasta 2020

El arroz valenciano contará con las ayudas agroalimentarias previstas dentro del Plan de Desarrollo Rural para el período 2014-2020. Al menos así lo ha asegurado el conseller de Agricultura, Pesca, Alimentación y Agua, José Císcar.

La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA) ha organizado esta semana una jornada para debatir sobre la situación y el desarrollo de la agricultura valenciana en la que Císcar garantizaba “el compromiso del Consell con la defensa del sector arrocero en la Comunitat”, que recientemente ha sido incluido dentro de la Política Agrícola Común. “Esto supone que, durante los próximos siete años, cada productor recibirá 100 años anuales por hectárea como ayuda adicional al Pago Básico”, según ha explicado Císcar. A estas cantidades se sumarán las ayudas agroalimentarias que correspondan a cada agricultor dentro de la PAC.

El también vicepresident y portavoz del Consell ha asegurado que seguirá reivindicando aquellas cuestiones que sean determinantes para los intereses de los productores valencianos como las problemáticas importaciones de arroz a la Unión Europea desde Asia. Esta pasada semana Císcar mantenía una reunión en Bruselas con representantes de la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, donde pudo mostrarles la preocupación existente por este asunto tan perjudicial para la continuidad de la producción de arroz en el continente europeo.

El Consell ya ha reclamado la intervención de la Comisión Europea para limitar las importaciones de arroz exentas de aranceles procedentes de Asia, responsables del hundimiento de los precios en los países europeos productores.

En la Comunitat se cultivan alrededor de 15.600 hectáreas de arroz, con una producción aproximada de 116.500 toneladas, lo que la sitúa en la cuarta región a nivel nacional, según datos facilitados en un comunicado por la Generalitat en el que subraya que “sin embargo, la valenciana fue la segunda comunidad que más arroz exportó en 2012, tan sólo por detrás de Andalucía, con un valor de más de 53 millones de euros, que equivale al 31,3% del total nacional.