Unos 3.500 agentes velarán por la seguridad en Fallas

Policía Local de ValenciaPolicía Local de Valencia

Alrededor de 3.500 agentes de Policía Local, Nacional, de la Guardia Civil y de la Unidad Adscrita de la Policía de la Generalitat velarán por la seguridad de estas fiestas falleras de 2014, y está previsto que se extreme la vigilancia, entre otros aspectos, en la clonación de las tarjetas en cajeros bancarios.

Así lo han puesto de manifiesto este lunes la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Paula Sánchez de León, en la rueda de prensa posterior a la Junta Local de Seguridad, en la que se ha ratificado el dispositivo de seguridad para estas Fallas.

En total, durante las fiestas está previsto que se destinen unos 3.500 efectivos a velar por la seguridad de los valencianos: 2.300 agentes de la Policía Nacional; 300 de la Guardia Civil; 120 de la Unidad Adscrita; y entre 800 y 1.000 agentes de la Policía Local. A ello hay que sumar el personal de Bomberos, de Protección Civil y sanitario.

Sánchez de León ha explicado que en estas Fallas, como en anteriores ejercicios, se incrementará la vigilancia policial -tanto de uniforme como de paisano-  en los entornos de las ‘mascletás’ y castillos nocturnos, y también alrededor de las grandes fallas.

Además, se intensificarán los controles en las estaciones de metro, de trenes, de autobuses y en el aeropuerto, así como en los accesos por carretera a la ciudad. Los carteristas “también van a estar vigilados”, ha apuntado Barberá, quien ha concretado que en aquellos puntos en los que se produzca una mayor concentración es donde habrá más vigilancia policial.

Así mismo, este año se hará un especial control respecto a la clonación de tarjetas en cajeros, tal y como ha apuntado Sánchez de León, junto a con los delitos cibernéticos a través de las nuevas tecnologías.

La delegada del Gobierno ha resaltado también que tanto la Guardia Civil como la Policía Local extremarán la vigilancia en el control, almacenamiento y venta de material pirotécnico que se va a utilizar en las comisiones falleras, en comercios y los propios profesionales pirotécnicos. Para este control sobre el material pirotécnico se destinarán un total de 250 efectivos de la Guardia Civil, de los que 45 pertenecen a equipos de inspección de intervención de armas y explosivos, y el resto a la agrupación de tráfico.

Motos y ciclomotores

Junto a este dispositivo, se extremará la vigilancia para los “excesos” de motos y ciclomotores en dos puntos fundamentales, en el Puente de las Artes y en la Avenida del Cid, además de en otras zonas.

Respecto al ‘botellón’, Barberá ha comentado que en la Junta de Seguridad han podido confirmar el trabajo conjunto y coordinado entre la Policía Local y la Nacional, que se establecerá después de Fallas. “En este momento -ha dicho- el ‘botellón’ lo lleva fundamentalmente la Policía Local, y hay situaciones en las que se ve desbordada por la cantidad de desórdenes que hay en la ciudad, que registra entre 30 y 40 microbotellones al final de la semana”.