Valencia volverá a patinar por Navidad

Ya no queda nada para diciembre y la ciudad va transformándose para la llegada de la Navidad, incluso la plaza del Ayuntamiento, que ya prepara el montaje de las pistas de hielo que formarán parte del ornamento navideño de la plaza.

Los paneles de sustentación han sido los primeros elementos que se han instalado en la explanada central de la plaza del Ayuntamiento de Valencia, que por segundo año consecutivo albergará una pista de hielo, aunque en esta ocasión serán dos. La inauguración de esta propuesta de ocio para la Navidad se llevará a cabo con el encendido oficial de la iluminación navideña de la plaza, que como cada año se celebrará a primeros de diciembre y que permanecerá instalada durante un mes.

De nuevo es la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico la promotora de esta atracción, que cuenta con la colaboración del Ayuntamiento y cuya instalación respetará los elementos tradicionales de la plaza durante estas fechas, como son el árbol y el belén, aunque este año se ampliará la zona de esparcimiento de los niños con respecto al año pasado.

Así, se inaugurará una pista de hielo de 700 metros cuadrados y otra infantil, colocándose de forma exenta e independiente de la de los adultos. Ambas pistas rodearán al árbol gigante de Navidad, que volverá a situarse en medio de la explanada central de la plaza.

Desde el Ayuntamiento explican que este años e ha vuelto a ceder el espacio de forma gratuita y apuntan que la pista adulta será más grande que la del año pasado, que medía 600 metros cuadrados. También variará la localización de las taquillas y vestuarios que quedarán instalados en la parte de la plaza más cercana a Correos. Además, este año serán de madera y no de lona como ocurrió el anterior.

Por otra parte, la novedad de este año será la pista infantil, que contará con un enfriador propio. Será algo más pequeña que la adulta y tendrá una forma ovalada con una decoración en el medio, que simulará un bosque. Además, contará con una barandilla en los laterales para que los niños puedan cogerse a ella o sean ayudados por sus padres desde fuera de la pista.

Durante las navidades pasadas, fueron cerca de 20.000 patinadores los que acudieron a la pista de hielo, mientras que logró captar la atención de 200.000 personas, que se acercaron hasta la plaza del Ayuntamiento a ver la instalación. Este ha sido el motivo que ha llevado a la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico a volver a proponer la actividad y volver a propiciar la dinamización económica del centro de la ciudad durante la campaña navideña.