manolo montalt

El celler de Can Dani

Lo reconozco. Fui duro con él en su primer año. No entendí su fichaje y me exasperaba su aparente falta de carácter en los primeros partidos en que lo vi con la camiseta del Valencia. Y aún digo más: diría que fui duro rozando la injusticia.


Es lo que es, hay lo que hay…

“Fueron como una habitación de hotel sin pasado ni futuro; fueron lo que fueron porque Dios se empeñó en que fuera así…”. De esta manera comienza una canción de mi admirado Carlos Goñi. Una con un estribillo tan de perogrullo que quizá es la única capaz de explicar el momento que atraviesa el Valencia.


Entre la torpeza y el Whatsapp

Anda el Valencia CF a mitad de camino entre la desesperación, el cabreo y la sospecha alrededor del colectivo arbitral. La última parte del camino anduvo trufada de errores en todos y cada uno de los partidos. Errores en algunos casos repartidos, pero que desde la perspectiva valencianista han sido de mayor trascendencia y peso los que han ido en su contra, que aquellos que le han beneficiado.


Seis de nueve

Más allá del lógico análisis tras una derrota, la realidad es que de poco vale llorar por la leche derramada. Los tres puntos de Vallecas se quedaron en el barrio madrileño en el peor partido de la era Pizzi para el Valencia CF. Esta derrota le pone muy cuesta arriba al Valencia su aspiración por jugar en Europa la temporada siguiente.


Insensibles

Siempre he tenido la impresión personal, equivocada o no, de que hay ciertas situaciones que no tienen nada de espontáneas. Más bien al contrario, son una consecuencia directa de ciertos comportamientos.


Otro palito en la rueda

Con el buen regusto en la boca tras los partidos ante el Barcelona y el Betis, y con la batalla del domingo próximo pendiente para…


Decisiones, consecuencias…

Forma parte de la vida. Llegado un momento en tu vida has de tomar determinadas decisiones importantes porque el resultado de las mismas comportan indefectiblemente ciertas consecuencias.


“Olvídese usted de ayer”

Nos ha dejado el padre de la España campeona. Don Luis Aragonés, El Sabio de Hortaleza. El hombre de las mil frases para el fútbol patrio. “Ganar, ganar y ganar. Y luego volver a ganar, y ganar, y ganar…”, “por detrás, ni el bigote de una gamba”, “no te mata la bala, te mata la velocidad de la bala”…


Hablar de fútbol

Creo que nos hace falta. Porque en el entorno todos hemos olvidado en las últimas semanas la importancia del verde y del balón. No digo que la venta del club y la polémica que envuelve a sus actores no sea importante -de hecho, es vital-, pero descuidar una faceta tan importante en un club de fútbol como es el propio deporte tampoco me parece el camino indicado.


Un Roman o un Al-Thani

Se debate el valencianismo estos dias entre el oscurantismo bancario y la tierra prometida por Salvo/Lim/Mendes/Dowens/etc. Y a mi me duele en el alma comprobar que, desgraciadamente, no hay más solución que vender el Valencia a quien venga a hacer negocio.


Necesito un traductor

No precisamente el que fue al funeral de Mandela. Pero hay tantas cosas que no entiendo que ya no sé si me hago mayor, si es que mi capacidad de sorprenderme ha quedado superada o si es que definitivamente el mundo va en una dirección y servidor va en la contraria.


Con la mili hecha

El fútbol no respeta la historia. Incluso a veces es injusto e inmisericorde con el presente. Cuando el actual Valencia se esfuerza en recordar la importancia de poner en valor la marca Valencia CF, el inconsciente caminar de una linea deportiva errática no hace más que erosionar dicho concepto.