Almacenes “inteligentes” ahorran tiempo y espacio en el hospital de Gandia

El Hospital de Gandía San Francesc de BorjaEl Hospital de Gandía San Francesc de Borja

El departamento de salud de Gandia ha puesto en marcha los almacenes ‘inteligentes’ para ahorrar espacio y tiempo en la distribución interna de material sanitario. El sistema logra dar cobertura al hospital y a los centros de salud, residencias, consultorios y servicios de Cruz Roja de la Safor.

Son unos carruseles formados por estanterías que logran almacenar hasta 1.480 referencias distintas. Al recoger el pedido tan sólo hay que seleccionar en la pantalla el número de unidades necesarias y el tipo de material. Es entonces cuando el carrusel hace la búsqueda automática, encuentra el producto requerido y gira hasta colocarlo delante del trabajador que lo recoge. Este proceso sólo dura unos segundos y se consigue un mayor control del material que llega al Francesc de Borja ya que al ser un sistema informatizado se logra que los productos estén perfectamente identificados y clasificados, y con ello, una gestión más eficaz.

Según ha explicado Bernardo Simó, jefe de Almacenes del departamento de salud de Gandia “De este modo, es el material el que va a la persona y no la persona la que va a buscar el pedido, por lo que se ahorra tiempo y se gana en eficacia, ya que además el sistema contabiliza automáticamente el número de unidades que se han solicitado”.

Dichos carruseles se utilizan tanto en el almacén general para material sanitario de pequeño tamaño como apósitos, bisturís, sondas o suturas, como en el servicio de Farmacia que distribuye los medicamentos. En cuanto a los almacenes generales donde se encuentra el material de gran volumen, productos tóxicos e inflamables, papelería, derrames y limpieza, no cuentan con este sistema pero también se gestionan de manera ‘inteligente’, ya que se realiza el pedido en el ordenador y éste da como resultado el pasillo y la estantería exacta para que la persona no tenga que perder el tiempo buscándolo.

Fundamental es también el uso de lectores de códigos de los botiquines de las diferentes plantas del hospital, en Urgencias o Quirófanos. De esta manera al pasarlo, el sistema contabiliza las unidades que quedan y notifica al almacén si hay o no necesidad de reponerlo. También tienen unas pantallas táctiles con información sobre las existencias disponibles, incluyendo las ubicadas en otros servicios.

Todo esto permite conocer en tiempo real con qué productos cuenta cada servicio y controlar qué se ha utilizado. También se evita que se caduque, lo que conlleva una reducción de costes y, una gestión más eficiente.