Bomberos y agentes denuncian retrasos en la llegada a Vall d’Uxo

Los portavoces de los agentes y bomberos forestales ha denunciado que en el incendio de Vall d’Uxó (Castellón) hubo “retrasos en la llegada” de los equipos de extinción, porque había otro en Peñíscola y “al haber escasos medios, primero había que sofocar uno para luego acudir al otro”.

La Asociación Nacional de Agentes Forestales (ANAF) ha criticado los recortes presupuestarios y la incorrecta gestión de los incendios forestales de las distintas administraciones, con una “inexistente” política preventiva y centrada en la extinción, partida que año tras año sufre cada vez “más recortes”.

El portavoz de la ANAF, Esaú Escolar, ha lamentado que “no hay medios adecuados en las zonas donde se producen los incendios” y ha criticado, además, que en el medio rural haya “cacharros” de extinción de incendios, mientras que los medios más eficaces para atacarlos estén a “a cuatro o cinco horas de donde se producen”.

Porque “el tiempo de respuesta es clave, así como las acciones que se realicen en los primeros 60 minutos desde que se produce un incendio”, ha señalado Escolar, y ha hecho hincapié en la necesidad de que las zonas más proclives a sufrir incendios cuenten con los dispositivos tecnológicos y humanos adecuados.

Del mismo modo, ha tildado de “sinsentido” que los medios a disposición de la Unidad Militar de Emergencia (UME) no se movilicen hasta que el incendio supere las 500 hectáreas -la superficie mínima para ser considerado gran incendio forestal-, lo que puede ocurrir 24 o 48 horas después de iniciarse el primer foco.

Ha asegurado que valora “el gran trabajo que realiza la UME”, pero las administraciones “no llevan a cabo una buena gestión presupuestaria”, ya que con el coste de un helicóptero de esta unidad se pueden costear “diez retenes, formados por diez personas, los 365 días del año, durante diez años”.

Escolar, además, ha incidido en la necesidad de invertir en retenes de tierra que realizan una doble función, “limpiar y desbrozar las zonas de riesgo en el invierno” y, en verano “sirven de retén de extinción de incendios”.

Sin embargo, ha criticado que, en los últimos años, las administraciones hayan privatizado la gestión de las cuadrillas de los retenes, ya que “han buscado mano de obra barata y sin la formación adecuada”.

CONTROLADO EL INCENDIO QUE HA QUEMADO 169 HECTÁREAS 

Asimismo, el incendio que ha quemado en total 169 hectáreas de superficie, se ha dado por controlado a las 19.30 horas de este lunes, según ha informado el ‘112 Comunitat Valenciana’ en su cuenta de Twitter.

Un rayo latente en un algarrobo caído como consecuencia de la tormenta del pasado viernes es la causa del incendio.

Del total de superficie quemada, 167 hectáreas pertenecen a la Vall d’Uixó y otras dos son del término municipal de Alfondeguilla.