Corea encuentra una solución al refrán: ‘mujer al volante, peligro constante’

Uno de los dichos más machistas del refranero español es el de ‘mujer al volante, peligro constante’. Con esta frase se da por hecho que las mujeres son poco hábiles a la hora de conducir. De repente, se nos viene a la cabeza la típica situación de carretera, en la que un hombre grita desde su coche con la ventanilla bajada: “mujer tenías que ser”.

Imagínense tal panorama, pero en coreano. Pues bien, el gobierno del país oriental quiere terminar con tal situación. Por este motivo, han creado plazas de aparcamiento exclusivas para conductoras. Son más anchas que las normales, están pintadas de color rosa y están marcadas con el distintivo de una mujer. Además, los gobernantes de Seúl las han situado cerca de las entradas de los establecimientos y junto a las plazas de minusválidos.

Esta nueva iniciativa no solo se ha puesto en marcha en Corea. También en algunos países europeos como Alemania. La creación de este tipo de plazas de aparcamiento ha levantado mucha polémica. A pesar de que gobiernos como el de Corea defienden que lo han hecho para hacerle la vida más fácil a las mujeres.