Desarticulada una trama de comercio ilegal de medicamentos

La Guardia Civil con el apoyo de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios ha desarticulado una trama de comercio ilegal de medicamentos que se distribuían a países europeos en una operación que ha supuesto la intervención de más de 12.000 envases de medicamentos valorados en unos 300.000 euros.

La operación denominada “Caduceo” ha supuesto la detención de dos personas, los cabecillas de la trama, y la imputación de otras trece -comerciales y contables- a las que se les atribuye un delito contra la salud pública, contra la Hacienda pública, blanqueo de capitales e insolvencia punible.

La red operaba en una empresa declarada como almacén mayorista de medicamentos con sede en Alboraya (Valencia), constituida por tres empresas más, que adquiría a cincuenta farmacias, ubicadas distintos puntos de la geografía española medicamentos, que sólo podían dispensarse a particulares y nunca a empresas o distribuidores.

Las empresas proveedoras del almacén obtenían los medicamentos que les requería la organización a un precio inferior al que le correspondía si los hubieran adquirido de manera legal a los distribuidores oficiales.