El 54% de los valencianos ha donado alimentos este año

El 54 por ciento de los ciudadanos de la Comunitat Valenciana ha donado alimentos a alguna entidad sin ánimo de lucro en el último año y un 35 por ciento ha ayudado a alguien que no pertenecía a su familia y tenía necesidades alimentarias, según se desprende de la encuesta realizada por Eroski Consumer a más de 110 personas.

A su vez, un 23 por ciento le ha echado una mano a algún miembro de su familia con dificultades en este sentido y un 8 por ciento ha sido voluntario en alguna entidad sin ánimo de lucro involucrada en proyectos solidarios en los que la alimentación fuese la prioridad.

Eroski Consumer ha realizado esta encuesta sobre solidaridad alimentaria a 1.050 personas de nueve comunidades autónomas, en un contexto de “empobrecimiento creciente” con casi 13 millones de personas en riesgo de pobreza o exclusión social en España, según un reciente informe de la Red Europea de Lucha contra la Pobreza.

El estudio concluye que el 79,4 por ciento de los encuestados en esta autonomía ha realizado algún gesto de solidaridad alimentaria en el último año, tales como donar alimentos, ayudar a un familiar en el pago de la cesta de la compra o entregar comida a amigos.

De acuerdo con los resultados obtenidos en Andalucía, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco, los valencianos son los segundos con más actos solidarios de este tipo (79,4%), únicamente superados por los catalanes (82,4%). Les siguen los ciudadanos de Andalucía (78%), Navarra (75,6%), Galicia (75,4%), Castilla La Mancha (74,6%), Baleares (73,8%), Madrid (72,9%) y País Vasco (71,2%).

“LA CRISIS HA FOMENTADO LA SOLIDARIDAD

Entre los entrevistados en la Comunitat, destaca el “sentimiento generalizado de que la crisis ha fomentado su solidaridad”. De hecho, el 56 por ciento considera que la mala situación económica que atraviesa el país le ha influenciado a la hora de realizar este tipo de actividades solidarias.

Además, cuatro de cada cinco entrevistados en la Comunitat echan en falta más iniciativas sociales por parte de la administración.

Según las mismas fuentes, un 21 por ciento de los encuestados no ha realizado ningún gesto de este tipo en el último año. En concreto, un 46 por ciento no ha donado alimentos a una entidad sin ánimo de lucro, principalmente por las dificultades económicas que atraviesan, un 65 por ciento no ha ayudado a personas fuera del núcleo familiar y un 77 por ciento tampoco a miembros de la familia con dificultades para alimentarse, fundamentalmente porque nadie se lo ha pedido.

Un 92 por ciento de los entrevistados asegura no haber sido voluntario en entidades sin ánimo de lucro que lleven a cabo iniciativas relacionadas con las necesidades alimentarias, principalmente por no haber encontrado el momento oportuno.

BANCOS DE ALIMENTOS E IGLESIAS

La encuesta recoge que el 57 por ciento ha donado alimentos entre dos y cinco veces, el 80 por ciento sitúa la última vez hace entre dos y seis meses y un 18 por ciento hace menos de un mes.

Los Bancos de Alimentos y las iglesias aparecen como las entidades a las que donaron alimentos en mayor medida, principalmente legumbres (una media de cuatro kilos por persona), pasta (2,1 kilos), cereales (1,8 kilos), leche y batidos (3,6 litros), azúcares y dulces (2,2 kilos). De media, realizaron un desembolso superior a 30 euros.