El riego localizado mejora en más un 30% la absorción de CO2 en cítricos

El riego localizado mejora en más un 30% la absorción de CO2 en cítricos. El riego localizado mejora en más de un 30% la asimilación neta de CO2 en cítricos respecto al riego tradicional. Es un dato descubierto en un estudio sobre la capacidad de fijación neta de carbono en explotaciones de estas plantaciones, realizado por el Instituto valenciano de Investigaciones Agrarias (IVIA). También se ha podido determinar que la intensificación de la plantación no mejora la asimilación neta de CO2. Este estudio ha sido dirigido por investigadores del IVIA, adscrito a la Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural.

Por otro lado, la investigación también ha descubierto que la edad de la plantación es un factor importante en cuanto a su capacidad de asimilación de carbono global de la explotación. Así, se ha demostrado que, en las plantaciones adultas de 12 años, se puede encontrar hasta 100 kilogramos de carbono en su producción primaria bruta. Por el contrario, en los naranjos jóvenes, el balance del carbono en prácticamente neutro.

Según se plasma en el estudio, la fijación neta de carbono por hectárea en una plantación de cítricos que se encuentre en pleno desarrollo estaría comprendida entre 5 y 7 Tm. Esto equivale a la asimilación neta de 20-25 Tm de CO2. Así, tras deducir de esta cantidad el CO2 correspondiente al carbono de la cosecha y al que se ha desprendido durante las labores del cultivo, el balance final resulta positivo. Éste se encuentra entonces comprendido entre 5,5 y 9,0 Tm ha-1 de CO2De esta forma, la totalidad de las plantaciones adultas de cítricos en el territorio valenciano, produce una fijación neta anual que oscila entre los 800.000 y los 900.000 Tm de CO2.

En la actualidad se trabaja, en colaboración con otras instituciones, sobre nuevas tecnologías que permitan calcular la huella de carbono. Entre ellas, se incluyen desde diversas aplicaciones para dispositivos móviles, hasta herramientas globales mediante plataformas de Internet y herramientas por satélite.

Paula Cantó