Jordi Évole, el Orson Welles del 23-F

La confusión y la indignación reinaban ayer por la noche en las redes sociales durante la emisión del reportaje ‘Operación Palace’ de Jordi Évole en La Sexta. El 23-F no era más que una farsa montada por el director de cine José Luis Garci en la que estaban involucrados políticos, periodistas e incluso la Guardia Civil. O eso nos hicieron creer.

Tal y como hizo Orson Welles en 1938, sembrando el pánico entre los ciudadanos al narrar que los marcianos nos estaban invadiendo con su conocida ‘Guerra de los Mundos’, el periodista Jordi Évole consiguió que muchos espectadores creyeran que uno de los acontecimientos más impactantes de la historia reciente de España -el golpe de Estado del 23 de febrero- era una farsa, urdida de forma excepcional con directores de cine de por medio, liderando la audiencia del domingo por la noche con un 23,9% de share y 5,2 millones de espectadores ‘pegados’ al televisor.

‘Operación Palace’ era un documental falso, que consistía en que el 2 de enero de 1981 hubo una reunión secreta en la habitación 302 del Hotel Palace de Madrid convocada por el presidente del Gobierno, Adolfo Suárez. En ella estaban presentes todos los agentes políticos del país. Adolfo Suárez, Felipe González, Alfonso Guerra, Eduard Bosch, Santiago Carrillo,y Manuel Fraga entre otros, decidieron que debido al momento crítico que atravesaba España había que evitar cualquier golpe de Estado o situación que pusiera en peligro el nuevo status. Entre todos se decantaron por realizar un golpe de estado falso a fin de evitar uno real, contando con la colaboración del cineasta José Luis Garci para orquestar la farsa y que el conjunto de españoles creyese que el golpe de estado era real.

¿Cómo no creerlo cuando aparecen confirmando esta teoría protagonistas presentes durante ese acontecimiento? Personajes como Federico Mayor Zaragoza o Iñaki Gabilondo ratificaban en pantalla el ardid del 23-F, dando fe de que el Golpe de Estado había sido una farsa.

Évole ha pedido disculpas por el revuelo causado por su falso documental, que llegó a convertirse en ‘trending topic’ mundial en twitter. “Sé que en este momento habrá espectadores que estarán contentos con lo que han visto porque se lo han pasado bien y otros que se se sentirán engañados y me querrán matar. Al menos nosotros hemos reconocido que era mentira lo que hemos contado y seguramente ha habido otras veces que era mentira lo que les han contado y nadie se lo ha dicho”

 

 

El periodista ha explicado que se inspiraron en la ‘Operación Luna’, un reportaje que especulaba con que la llegada del hombre al satélite fue un montaje de la Nasa y el Gobierno de EEUU. “Nosotros hemos cogido la fecha del 23 de febrero, que también arroja muchos interrogantes, para hacer el mismo experimento”, revela.

La retransmisión de ‘Operación Palace’ se ha convertido en uno de los temas más comentados del día, donde los espectadores se debatían entre la sorpresa y el estupor de un reportaje como éste en el que todo era una farsa. Tras la emisión del mismo se emitió un debate en el que Évole explicaba que su intención no era otra que comprobar si “somos suficientemente adultos” como para hablar de temas “sagrados” como la Monarquía o la Transición, además de poner en entredicho la verosimilitud que se le otorga a todo aquello que aparece por televisión. “Para nosotros es un misterio si hemos sido creíbles o no; un misterio mayor que lo que es la caja blanca que acompaña en tantos actos al rey” asegura el periodista.