La familia pierde a uno de los nuestros

 

 

Gandolfini se encontraba en Roma con su familia preparándose para viajar hasta Sicilia donde iba a participar en la 59 edición del Festival de Cine de Taormina junto al director Gabriele Muccino.

La noticia de su muerte se conocía de mano de sus representantes, Mark Armstrong y Nancy Sanders, que emitían ayer un comunicado conjunto: «Es con inmensa pena que tenemos que informar de que nuestro cliente James Gandolfini falleció hoy. Nuestros corazones están destrozados y le echaremos de menos profundamente. Él y su familia eran parte de la nuestra desde hace muchos años». 

La misma consternación ha querido transmitir HBO, la cadena donde Gandolfini ha estado vinculado en los últimos años desde Los Soprano: «Estamos consternados y sentimos una inconmensurable tristeza por la pérdida de un querido miembro de nuestra familia. Era una persona especial, un gran talento, pero lo más importante, un caballero y una persona cariñosa que trataba a todos con el mismo respeto, no importaba su puesto o su posición. Nos llegó a muchos de nosotros durante años con su humor, su calidez humana y su humildad. Nuestras condolencias para su mujer e hijos en estos terribles momentos. Lo echaremos profundamente de menos».

El artista, natural de Nueva Jersey y con raíces italianas, saltó de la puerta de la discoteca donde trabajaba como portero a la gran pantalla, donde interpretó papeles secundarios en  Amor a quemarropa, El último boy scout, Marea Roja, Asalto a Pelham, 1, 2, 3, Perdita Durango, Asesinato en 8mm, o El hombre que nunca estuvo allí.

En 1999 comenzó su andadura como Tony Soprano, líder mafioso de New Jersey necesitado de atención psicológica, papel que lo catapultó a la fama. Gandolfini cosechó tres premios Emmy por su papel de Tony Soprano (2000, 2001 y 2003), así como un galardón de mejor actor por ese personaje en los Globos de Oro (2000). La serie se emitió hasta 2007 y es considerada por los expertos como una obra maestra de la televisión, nombrada el pasado 3 de junio por el sindicato de guionistas de EE UU la serie mejor escrita de la historia, ganadora de dos premios Emmy al drama del año.

HBO preparaba la vuelta de Gandolfini a la pequeña pantalla con la miniserie Criminal Justice, remake de una serie homónima británica en la que asumiría el rol protagonista.

Ir arriba