La figura humana vista por los Pinazo

El Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V dedica una exposición a una de las más destacadas sagas de artistas valencianos del último tercio del siglo XIX y la primera mitad del siglo XX, iniciada por el pintor Ignacio Pinazo Camarlench (1849-1916), y continuada por sus hijos José Pinazo Martínez, también pintor, y el escultor Ignacio Pinazo Martínez.

La muestra se podrá visitar hasta el 22 de febrero de 2015 y se centra en la producción de los tres creadores en torno a la figura humana. En total 50 piezas -38 pinturas, cuatro esculturas y ocho dibujos- de los fondos propios del San Pío, entre las cuales verán la luz por primera vez, tres dibujos inéditos del padre de la saga, donados recientemente por la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes de Valencia, y dos cuadros legados también por particulares, pintados por su hijo José.

Los hijos de Ignacio Pinazo Camarlench son los protagonistas de los tres dibujos donados por la Asociación de Amigos del museo y reflejan la pasión que despertaban en su padre, a quien le gustaba retratar a su familia, ha recordado Olmos. Las tres piezas constituyen la primera adquisición y donación de la Asociación. La conservadora de Dibujos y Estampas del San Pío, Adela Espinós, les puso sobre aviso de que estas piezas estarían disponibles en la subasta Segre de Madrid, y se hicieron con ellas por poco más de 3.000 euros.

Además, se podrá apreciar también por primera vez el retrato de un niño, donado por Nuria Vera en 2012 y el retrato de Teresa Turnes, donado mediante legado por la hija de la retratada en 2014. Ambos pintados por José Pinazo.

En el recorrido expositivo desempolva también obras emblemáticas como la ‘Floreal’ que fue Medalla de Oro, ‘El guardavías’, ‘El monaguillo’ o ‘El invierno’ que permanecían ocultas en el almacén del museo, con motivo de las obras del edificio que alberga el siglo XIX.