Llega a Valencia el Teatro Bus

La primera propuesta teatral sobre ruedas, Teatro Bus, llega a Valencia de la mano de la multinacional Arriva y de Transit-Bus, compañía de transporte con sede en localidad de Paiporta.

Para ello, varios vehículos se han convertido en auténticos escenarios teatrales, totalmente adaptados y decorados con butacas tapizadas de rojo, suelo con moqueta, cortinas de terciopelo, elementos decorativos, pantallas de televisión para la proyección de videos y, por supuesto, el acomodador-conductor que dará la bienvenida al público asistente a esta obra.

Tanto el interior como el exterior de estos autobuses de 15 metros de longitud se han reorganizado para que el público que suba a los vehículos se sienta como en un verdadero teatro para que el viajero-espectador “se deje llevar y pueda vivir una experiencia única, irrepetible e inolvidable”.

Para la llegada de Teatro Bus a Valencia se ha realizado una adaptación de la obra más universal de la literatura española, Don Quijote de la Mancha. Así, 60 espectadores podrán seguir en directo este show que tiene una duración de 50 minutos.
Durante este tiempo, el vehículo realizará un recorrido con varias paradas que tienen que ver con la trama de la historia y que serán toda una sorpresa para el público. De hecho, la obra ha sido creada para que se produzca una “verdadera” interacción con los espectadores quienes participarán en diferentes momentos de la función ya que se trata de una obra de teatro gincana con pruebas y juegos en equipo.
“MÁS CERCANA Y DIVERTIDA”
Según ha indicado el gerente de Transit-Bus, Celedonio Garcia, el objetivo de Teatro Bus es acercar el teatro a la sociedad de una forma “más cercana y divertida”, así como hacerlo “mucho más fácil” para que sea el espectador quien elige el lugar, la obra, la función, el día y la hora.
Asimismo, la idea es desplazar los teatros a cualquier punto: a la puerta de las escuelas, a las localidades que no disponen de un teatro propio, a cualquier empresa que quiera organizar un evento especial, a un hotel lleno de turistas, a una residencia de ancianos o, incluso, a la puerta de casa de una familia.