Mas de 2200 personas ya tienen derecho a una atención sanitaria integral

Mas de 2200 personas ya tienen derecho a una atención sanitaria integral de la universalización de la asistencia. Después de la un total de 2.214 personas ya han accedido a una cobertura sanitaria integral en la Comunitat Valenciana como consecuencia de las medidas desarrolladas por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública para garantizar la universalidad en la atención sanitaria.

De todos ellos, 492 cuentan ya con una tarjeta sanitaria definitiva y los 1.722 restantes con tarjetas provisionales mientras se tramita el documento definitivo. Por provincias, se han expedido 47 tarjetas definitivas en Castellón, 334 en Valencia y 111 en Alicante. En cuanto a las provisionales son 89 en Castellón, 1.184 en Valencia y 449 en Alicante.

Los países de origen más frecuentes de las personas que han accedido a cobertura son Honduras (200 ciudadanos), Marruecos (154), Ucrania (147), Bolivia (133), Rumanía (119) y Paraguay (99).

En Alicante, las principales nacionalidades son Ucrania (62), Marruecos (51), Rusia (50) y Argelia (41). En Castellón, Marruecos (32), Rumanía (27) y Honduras y Ucrania, ambos con 6. En Valencia, Honduras (181), Bolivia (120), Ucrania (79) y Marruecos (71).

Por sexo, los beneficiarios de la medida son un 56% de mujeres y un 44% de hombres. La estructura de edad de todos ellos es joven, y se concentra en el tramo de entre 25 y 40 años. El 48% de las personas que se han beneficiado de la medida se encuentran en este tramo de edad.

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha destacado la normalidad con la que se está aplicando el decreto ley 3/2015, aprobado el 24 de julio, por el que se regula el acceso universal a la atención sanitaria en la Comunitat Valenciana, del que se cumple un mes.

Montón se ha referido también a la intención del Ministerio de Sanidad de crear un registro a través del cual se dé acceso a la atención sanitaria a las personas en situación administrativa irregular.

“Primero el Ministerio anunció en marzo que ofrecería atención primaria a las personas migrantes en situación irregular, luego se negó a incluir la universalidad en el orden del día del Consejo Interterritorial de julio, la semana pasada amenazaron a las comunidades autónomas que habían dejado sin efecto la exclusión sanitaria con multas millonarias y ahora hablan de un registro”, comenta Montón. “Lo que tiene que hacer el Gobierno es dejarse de ocurrencias electorales y derogar el decreto de exclusión sanitaria de 2012 que no tiene otro sentido que un modelo ideológico de exclusión y de desigualdad “, ha añadido.

Para la consellera de Sanitat, el derecho a recibir una atención sanitaria integral, de calidad y en condiciones de equidad “es un todo que no se puede fraccionar; no vamos a transigir con una sanidad de primera y otra de segunda” y ha alertado del riesgo que puede tener el registro como barrera que disuada a las personas en situación irregular.