Montesinos respira: “La pasarela más difícil de mi vida”

El diseñador valenciano Francis Montesinos no deja de pensar “ni tan siquiera un solo día” en los 50 días en los que ha estado imputado por presuntos abusos sexuales a dos menores. Ahora, tras haber sido exonerado, ha afirmado: “Ha sido la pasarela más difícil y dura que he hecho hasta ahora”.

Montesinos, quien ha asegurado que todavía no encuentra una explicación a todo lo que le ha pasado en estos últimos dos meses, ha indicado en una entrevista concedida a Europa Press que se despierta pensando en lo mal que se ha sentido este tiempo, y se ha preguntado: “¿Voy a dejar de llorar algún día?”; “¿Voy a poder centrarme cuando estoy cocinando?”; “¿Voy a poder dejar de hablar de este asunto?”.

Tal vez si le encuentra una explicación a todo lo que le ha pasado, ha aseverado el diseñador, pueda llegar a pasar página y a recobrar su mirada “de ilusión” por la vida y por sus proyectos profesionales. “Necesito saber el porqué y si ha habido mala fe”, ha apostillado.

Montesinos ha recordado con “tristeza” e “incredulidad” el día en que se presentaron “11 policías, un perro y un helicóptero” en su casa, en un momento en el que estaba acompañado por una amiga. En ese momento ha dicho que no tenía miedo porque sabían que no podían encontrar “nada malo”, así que pensó que “buscaran lo que quisieran”. “Estaba tranquilo, pero incómodo”, ha relatado.

Lo “peor” fue la hora larga que tuvo que pasar en el juzgado, teniendo que responder “una y otra vez” a la jueza del caso si había estado en una casa en la que se habían cometido los presuntos abusos a menores, algo que siempre ha negado. “No paraba de preguntarme qué hacía allí. No daba crédito”, ha señalado.

Montesinos, que a lo largo de todo el procedimiento ha mantenido su inocencia, ha afirmado que también ve “raro” la actuación de la Policía y de la Fiscalía cuando “no había nada contra mí, no había ningún dato sólido y contrastado”, ha resaltado. Hay que recordar que fue la Fiscalía la que interpuso la denuncia contra el diseñador.

Tras haber sido exonerado de las acusaciones, ha indicado que pudo respirar, y ha aseverado que durante todo el tiempo de la instrucción –los 50 días– se ha sentido “muy apoyado” tanto por su familia como por sus amigos, “pero sobre todo por los amigos, que no me han dejado ni desayunar, ni comer ni cenar solo”. También ha aprovechado para dar las gracias a los medios de comunicación por el trato que le han ofrecido.

Pero este caso le ha afectado más allá del nivel personal, puesto que ha repercutido en su negocio. Montesinos ha indicado que tras conocerse su imputación, “se cayeron casi todos los contratos, las ferias concertadas y muchas conferencias también”, y de hecho, también ha anunciado que va a cerrar su tienda de Valencia, ubicada en la calle Conde Salvatierra, este mismo jueves.