El IV Simposio de Raquis del General acoge a 130 especialistas para abarcar los problemas de columna en la vejez avanzada

El IV Simposio de Raquis del General acoge a 130 especialistas para abarcar los problemas de columna en la vejez avanzadaEl IV Simposio de Raquis del General acoge a 130 especialistas para abarcar los problemas de columna en la vejez avanzada

La Unidad Funcional de Raquis del hospital atiende a 2.000 pacientes nuevos cada año

– El 45% de las cirugías de espalda se ha realizado a pacientes mayores de 65 años

El Hospital General de València, dependiente de la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, ha celebrado el IV Simposio de Raquis bajo el título ‘La columna en la cuarta edad’, en el que han participado más de 130 especialistas del ámbito nacional para abordar y poner en común sus experiencias respecto al diagnóstico, tratamiento y últimos avances en estos pacientes.

La patología de la columna vertebral implica a diversos especialistas para su tratamiento, recuperación funcional, psicológica y social debido a su complejidad. Esta complejidad se incrementa “en los pacientes mayores de 75 años porque llevan más medicación y que presentan más riesgo quirúrgico conforme aumenta la edad”, ha señalado Miguel Sanfeliu, jefe de la Unidad Funcional Multidisciplinar de Patología de Raquis del Hospital General y coordinador del simposio.

La esperanza de vida de los españoles se ha duplicado en apenas cuatro generaciones y, por tanto, la población que está entre el rango de edad de los 75-85 años, que es lo que se llama la cuarta edad. Además, los pacientes ancianos son cada vez más activos, por lo que hay que revisar los tratamientos relacionados con las lesiones de la columna vertebral.

Estas lesiones tienen una alta prevalencia en este grupo de población, siendo la patología lumbar y cervical, las fracturas y las patologías de la deformidad, como la esclerosis, las que más les afectan.

Por ello, el simposio se ha estructurado en torno a seis mesas redondas donde se abarcan estas patologías desde diferentes puntos de vista y en la que intervienen traumatólogos, neurocirujanos, médicos de familia, anestesistas, farmacéuticos, rehabilitadores y psicólogos. “Este año, además, se han sumado los reumatólogos, dado que la calidad ósea del anciano es inferior debido a la osteoporosis, aunque tenemos recursos para mejorar el agarre de los implantes en hueso”, ha añadido Sanfeliu.

Cinco años de la Unidad Funcional de Raquis

El Hospital General puso en marcha en 2012 la Unidad Funcional de Patología de Raquis con el objetivo claro de que trabajasen en equipo y al mismo tiempo varios especialistas dedicados a la columna, lo que propició una correcta derivación y mejor abordaje de esta patología, así como una reducción de las listas de espera.

En estos cinco años desde su creación, “en la unidad hemos atendido unos 2.000 pacientes nuevos cada año, de los que aproximadamente 450 han requerido una intervención quirúrgica. Los procedimientos más frecuentes han sido las patologías degenerativas de raquis lumbar y raquis cervical. Y de todas estas intervenciones, el 45% se ha realizado a personas mayores de 65 años”, ha explicado Sanfeliu.

Los avances de la cirugía de columna han permitido realizar operaciones con menores riesgos y menor invasión. Desde que se creó la unidad se han puesto en marcha nuevas técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas y protocolos de actuación conjunta con otras especialidades y con Atención Primaria.

Esta coordinación de todos los profesionales que tratan la columna ha mejorado notablemente la satisfacción del paciente, que se siente mejor atendido porque no va dando vueltas de un especialista a otro y se le evitan consultas o pruebas repetitivas.

De esta forma, así se consigue un servicio de asistencia sanitaria integrado, de calidad, personalizado y ágil que responde a las necesidades de salud y que repercute en su recuperación.