La enfermera infectada por ébola permanece estable en el hospital Carlos III de Madrid

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha comparecido este lunes en rueda de prensa para explicar el contagio de ébola de una auxiliar de enfermería que formaba parte del equipo que atendió al religioso Manuel García Viejo en el hospital Carlos III. Acompaña por las principales autoridades sanitarias de la Comunidad de Madrid y del Hospital Carlos III, la ministra ha asegurado que se está trabajando para averiguar la fuente del contagio, aunque inicialmente la tesis es que se trata de un contagio “accidental”.  “Tengan la certeza de que se están tomando todas las medidas para proteger a la población”, ha señalado.

La auxiliar de enfermería infectada por ébola se fue de vacaciones al día siguiente del fallecimiento del religioso, lo que amplía el margen de posibles contagios. En este sentido,  las autoridades sanitarias han informado de que se está intentando localizar a las personas con las que ha podido tener un mayor contacto físico para realizarles las pruebas y descartar una posible infección. También van a ser sometidos a pruebas los 30 sanitarios que de forma directa o indirecta mantuvieron contacto con el enfermo y, posteriormente, con la enfermera, según ha señalado Antonio Alemany, director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid,

No se ha indicado donde estuvo la enfermera, posiblemente para no crear alarma social.

Las autoridades sanitarias han insistido en el mensaje de que el ébola solo se transmite por contacto con fluidos, por lo que han realizado un llamamiento a la calma.

La mujer infectada ingresó el lunes en Urgencias tras mostrar un cuadro febril por encima del normal, si bien ya comenzó a mostrar algunos síntomas desde el pasado 30 de septiembre. La enfermera, que tuvo contacto con el religioso al menos en dos ocasiones, fue ingresada y aislada en el Hospital de Alcorcón, aunque este martes ya ha siso trasladada al hospital Carlos III de Madrid, donde permanece estable.

La paciente, casada y sin hijos, sólo muestra un cuadro con fiebre alta, aunque el resultado de las pruebas a las que ha sido sometida confirman el contagio, primero que se produce en España y fuera del continente africano. El contagio se produce nueve días después del fallecimiento de García Viejo, la segunda víctima española por esta enfermedad tras Miguel Pajares, quien perdió la vida en agosto.

Tras confirmarse este primer caso de ébola, tanto Mato como el resto de autoridades sanitarias han evitado hablar de posibles dimisiones.

FOTO: SERGIO PÉREZ/REUTERS