Los veterinarios valencianos velan por la seguridad y la calidad de los menús escolares

Como profesionales de Salud Pública los veterinarios inspeccionan y asesoran en los comedores escolares

Los veterinarios valencianos velarán, un curso más, por la seguridad y la calidad de los alimentos que tomen los alumnos en los comedores escolares de la provincia de Valencia. Como trabajadores de Salud Pública, estos profesionales visitan asiduamente este tipo de instalaciones. Todo ello para controlar y asesorar en materia de higiene y seguridad alimentaria. Así como en la adecuación nutricional de estos menús.

Formación de los veterinarios en el área de Salud Pública

Como explican desde el Ilustre Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia, la formación de los veterinarios y, en concreto, la adquirida en el desarrollo de  las competencias asignadas a los profesionales que trabajan en el área de Salud Pública, los capacitan para controlar y orientar estos menús. Atendiendo a los criterios establecidos en la Guía de Menús Escolares de la Generalitat Valenciana y la Estrategia para la Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad (NAOS).

Evaluación de la calidad nutricional

Además, los veterinarios valencianos son los encargados de recopilar los datos para posteriormente evaluar la calidad nutricional de la oferta alimentaria de estos establecimientos . A través de las inspecciones de seguridad alimentaria se comprueba que el menú servido se corresponde con el anunciado. Igualmente se valoran otros criterios relativos a las recomendaciones para implantar una dieta equilibrada en los centros escolares.

Curso sobre Nutrición y Sistemas de autocontrol

En este sentido, el ICOVV celebró un curso sobre Nutrición y Sistemas de autocontrol en comedores escolares y escuelas infantiles. Con el objetivo de formar a los veterinarios para poder interactuar con todos los agentes que intervienen en la alimentación de los niños. También para abordar esta materia desde un punto de vista intersectorial. Además, proporcionó a los asistentes las aptitudes necesarias para la implantación y auditoria de sistemas de autocontrol. Sistemas basados en los principios del Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC).

Los veterinarios no somos nutricionistas, ni pretendemos serlo” -apunta la presidenta del Colegio de Valencia, Inmaculada Ibor-. “Pero como profesionales de Salud Pública somos los que más visitamos los comedores escolares. Estamos capacitados para intervenir en la adecuación de los menús. Además de ofrecer consejos para su correcto planteamiento nutricional“.